Córdoba

Una plataforma critica el abandono de la piscina cubierta del Figueroa

  • Vecinos y personas discapacitadas denuncian que esta instalación no se ha abierto tras diez años

Comentarios 5

Llevan diez años esperando que lo que iba a ser una instalación pionera en España se haga realidad y, cansados del abandono que sufre la piscina cubierta del Figueroa, vecinos y colectivos de personas discapacitadas se han unido en una plataforma para denunciar esta situación. En un comunicado emitido ayer, critican que la piscina "lleva cinco años semi concluida a la espera de la firma de una adenda que permita su conclusión" y muestran su temor a que la dejadez institucional la empuje a "engrosar el listado de edificios en estado de ruina".

La plataforma -compuesta por la Federación Andaluza de Deportes para Personas con Discapacidad Física, la Asociación de Vecinos del Parque Figueroa, representantes, padres y madres de usuarios discapacitados, el Club Fidias de Natación Integral y el Club Córdoba Baloncesto en Silla de Ruedas- añade en su comunicado que son "miles de ciudadanos cordobeses" los que están a la espera de su uso y que, "por sus circunstancias físicas mermadas, no sólo la anhelan sino que precisan de esta instalación para un tratamiento fisioterapeuta fundamental para su salud".

Próximamente la plataforma convocará una asamblea a la que están convocadas todas las personas afectadas por la paralización de este proyecto. En ella se harán propuestas para poner en marcha posibles acciones reivindicativas para mostrar su malestar. Además, han solicitado una reunión con la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, para tratar este asunto.

El presidente de la Federación Andaluza de Deportes para Personas con Discapacidad Física, Alfonso Otero, explicó que hay alrededor de 3.500 preinscripciones de usuarios que esperan que se ponga en marcha esta piscina, que tenía la finalidad de "dar un servicio a discapacitados, pero no sólo enfocado al deporte y la competición, sino también a tratamientos acuáticos", es decir, conjugaría deporte y salud.

Fue en 2004 cuando se presentó el proyecto de una piscina cubierta adaptada para personas discapacitadas físicas que además iba a contar con varias pistas polideportivas que más tarde se descartaron. Ese año la Diputación de Córdoba y la Junta de Andalucía firmaron un convenio por el que se comprometían a aportar cada una el 50% de lo que costara. Asimismo, la institución provincial cedería los terrenos. En 2006 se iniciaron las obras, licitadas por la Junta y concedidas a la empresa Gadiconsa por un importe de 1.953.290 euros. Sin embargo, tres años más tarde, en 2009, la empresa abandonó la construcción. Por fin en 2010 las obras se concluyeron a la espera de la revisión de patologías y en 2012 la Junta recepcionó la obra. Tras esto han ido surgiendo varias deficiencias que han hecho que la inversión haya ascendido hasta alrededor de 3.400.000 euros. Y aún hay que invertir más dinero en "detalles" valorados en unos 800.000 euros".

Esta instalación no sería una piscina al uso, sino que estaría destinada a personas con prescripción médica y en ella se harían actividades acuáticas. En la actualidad, el equipamiento está construido pero debido al abandono que sufre, "hay maquinaria que se ha podido deteriorar por el no uso". Además, a estas alturas aún necesita el permiso de obra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios