EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Córdoba

Los ojos, la otra vía de contagio del coronavirus

  • Además de por vía nasal y bucal, el covid-19 puede entrar en el organismo por vía lagrimal, de ahí la importancia de protegerse los ojos

El director del Hospital La Arruzafa, Juan Manuel Laborda. El director del Hospital La Arruzafa, Juan Manuel Laborda.

El director del Hospital La Arruzafa, Juan Manuel Laborda.

La población tiene asumido que el coronavirus se contagia a través de la nariz y la boca, pero buena parte de los ciudadanos no son conscientes de la importancia que tienen los ojos en una posible transmisión ya que hay una comunicación directa por la vía lagrimal con las fosas nasales. De ahí el interés de protegerlos al igual que lo hacemos con el uso de mascarillas.

Por ello, el oftalmólogo y director médico del Hospital La Arruzafa, Juan Manuel Laborda, señala que mantener la distancia de seguridad es muy importante, al igual que la protección "con mascarillas, guantes, el lavado de manos, el uso de gel alcohólico, llevar puestas gafas y, si hay sintomatología de fiebre, tos o malestar, aislarnos en casa y consultar con nuestro médico".

Debido a esa posibilidad de infectarse por vía lagrimal, además del lavado de manos este especialista también aconseja lavarse la cara con agua y jabón neutro al volver a casa de la calle, bien sea del trabajo, de hacer la compra, pasear o practicar deporte.

El oftalmólogo aconseja lavarse la cara con agua y jabón al llegar a casa al igual que hacemos con las manos

La forma de contagio del covid-19 se da por las gotas de saliva que salen de la boca al hablar, toser o estornudar, y también son importantes las manos cuando están contaminadas por el virus si con ellas tocamos la boca, la nariz, los ojos o bien a otras personas.

Además, en esta época primaveral y con el polen en niveles máximos, muchos cordobeses sufren irritación y picor ocular por las alergias, lo que hace casi inevitable rascarse. Para evitar ese gesto, el doctor Laborda recomienda llevar gafas, aunque sea sin graduación, siempre acompañadas de mascarilla. "Eso también hace que nos demos cuenta de algunas limitaciones para evitar tocarnos; los ojos no deben tocarse salvo que sea con manos limpias", indica.

Consecuencias del confinamiento en la vista

El teletrabajo ha provocado que buena parte de la ciudadanía pase muchas horas delante del ordenador. Y de ahí a la televisión para desconectar un poco, sin dar tregua a los ojos. Aunque el daño que pueden causar las pantallas en la visión no es "nada grave", sí es cierto que "hay más procesos irritativos superficiales por sequedad en los ojos debido a esa actividad", señala Laborda.

Para evitar esos pequeños problemas, el director médico del Hospital La Arruzafa propone "descansar periódicamente". Esto es, "no pasar más de dos horas sin relajar la visión; hacer uso de la visión lejana, mirando de lejos; y también podemos ayudarnos de lágrimas artificiales para una buena lubricación ocular".

Por otro lado, a la hora de salir a la calle el oftalmólogo recomienda "ahora y siempre" la protección con gafas de sol, sobre todo en Andalucía, al ser una tierra muy soleada. Ahora, con las mascarillas se suelen empañar, por lo que una buena alternativa pueden ser las gorras, que también protegen.

Al respecto, Laborda explica que "se han hecho estudios entre las personas que usan gorra habitualmente y las que no la utilizan; los que las usan tienen menos incidencia de irritaciones oculares y cataratas".

Entre las consecuencias que puede tener la luz natural directa sobre los ojos destacan una mayor incidencia de cataratas, enfermedades retinianas, degeneración macollar y procesos inflamatorios superficiales .

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios