EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Córdoba

La segunda oportunidad de los objetos perdidos en Córdoba

  • La oficina de la Policía Local recibe alrededor de 3.000 pertenencias al año, de las que devuelve más de la mitad

Arturo Romero, con algunos objetos de la oficina. Arturo Romero,  con algunos objetos de la oficina.

Arturo Romero, con algunos objetos de la oficina. / Laura Martín

Perder la cartera, el móvil, la bici o incluso el carrito del bebé puede tener solución, a pesar de que una vez que se echan en falta se teme lo peor. Hay muchas probabilidades de que alguien haya encontrado el preciado objeto (incluso cuando ha sido un robo y no una pérdida) y sea un buen ciudadano que ha decidido entregarlo en la oficina de objetos perdidos de la Jefatura de la Policía Local. Y sí, hay muchas probabilidades.

No en vano, la oficina que mantiene en orden Arturo Romero no solo está llena con objetos que se han perdido recientemente, sino que las dependencias tienen otra habitación reservada en el sótano para más cajas y elementos de mayor tamaño, que durante dos años se almacenan esperando a su dueño.

Romero explica que el buen funcionamiento de este servicio depende en gran medida de la organización de la oficina, pero esencialmente de la colaboración entre ciudadanos, ya que sostiene que “es muy fácil: lo que no es tuyo, devuélvelo, y lo que has perdido, ven a buscarlo”. El encargado de la oficina de objetos perdidos asegura que “mucha gente ha encontrado cosas que ya creían que no iban a volver a tener, y esa es una de las mejores cosas de este trabajo, el agradecimiento de la gente”.

El recorrido que sigue un objeto hasta llegar a la oficina puede ser muy diferente en función de cómo se haya producido la pérdida. Los servicios de Aucorsa, Sadeco, Renfe y taxi recogen las pertenencias olvidadas por los usuarios y las envían a la oficina, aunque Romero apunta que “a veces tardan en llegar aquí, porque las envían juntas”, ya que las retienen durante un tiempo para que las reclamaciones se puedan hacer de manera directa. La otra forma en la que la oficina puede recibir el material es cuando un particular trae algo encontrado en la calle sin dueño.

En ambos casos, Romero realiza un registro de los objetos en un programa “que he creado yo mismo, aprendiendo en tutoriales y probando yo solo”. De tener documentación sobre el dueño, “hago lo posible para ponerme en contacto: consulto en el padrón su número y les llamo o mando una carta al domicilio que aparece”. En caso de que no se pueda localizar al propietario, el siguiente paso es “cotejar con las denuncias, por eso es muy importante si se pierde algo hacer la denuncia y notificarlo aquí, porque sino es imposible”, declara.

La efectividad de devoluciones de esta oficina se ha elevado desde la llegada de Romero hace tres años, que ha mejorado el sistema de organización y la forma de trabajo para poder dar un mejor servicio. Actualmente, “de los 3.000 objetos que llegan al año, se devuelven el 50% o el 60%”, aunque insiste en que “es muy importante que los ciudadanos intenten hacernos saber lo que han perdido, nos ahorramos mucho tiempo y esfuerzo si colaboramos todos en esto”.

Cuando se hace la devolución, si el objeto ha sido encontrado y entregado por un particular, le corresponde “una décima parte del valor hasta los 12 euros, y una vigésima parte a partir de ahí”. Esto es, que en caso de encontrar 1.000 euros y ser devueltos, el dueño debe ofrecer unos 50 euros a quien los entregó, aunque esta persona puede rechazarlo”.

Lamentablemente, hay muchos elementos que no regresan con sus propietarios y se quedan almacenados en la oficina durante dos años. Una vez transcurrido ese tiempo, se abren dos posibilidades: entregarlo a quien encontró el objeto o destruirlo. La última destrucción, correspondiente a los objetos de 2017, incluyó, entre otros: 121 DNI, 31 permisos de conducir, 141 carteras, 74 gafas graduadas, 97 móviles, 12 bicicletas y un kit de diabetes.

La variedad de objetos que llegan a la Policía Local de Córdoba es amplia. Cuando se trata de la documentación “la gente suele renovar en cuanto la pierde, igual que con los móviles, que nadie se espera más de una semana para cambiarlo si lo ha perdido”. Aunque en muchos casos se den por robados, pueden estar a buen recaudo en la Jefatura. Esto ocurre especialmente porque “los móviles ahora tienen mucha seguridad y es difícil desbloquearlos, igual que los iPads”.

Cajas y objetos almacenados en la oficina. Cajas y objetos almacenados en la oficina.

Cajas y objetos almacenados en la oficina. / Laura Martín

Una de las cosas que más sorprende a Romero es “la cantidad de gafas graduadas que se pierden y no se reclaman, siendo un objeto tan personal y tan necesario”. Igual de sorprendente es “el contenido de algunas mochilas” o la dejadez que presentan algunas personas cuando se les notifica que tienen algo en la oficina, “hay mucha gente que viene cuando ha pasado mucho tiempo, pero a veces eso también les da alegría al ver que han podido recuperarlo”.

La oficina opera de lunes a viernes con un horario 08:30 a 14:00. También se puede contactar a través del 957 45 53 00 o del correo plobjetosperdidos@ayuncordoba.es. Romero asegura que “siempre procuro responder a todo, pero es mejor para quien viene en persona y le doy prioridad en la atención.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios