Día de la enfermedad

La mitad de las mujeres con cáncer de mama se quedan sin ingresos al perder su trabajo

Suelta de globos rosas en las Tendillas por el Día Contra el Cáncer de Mama.

Suelta de globos rosas en las Tendillas por el Día Contra el Cáncer de Mama. / Juan Ayala

Los diagnósticos de cáncer de mama han subido un 7,5% desde 2012 y también lo ha hecho el número de mujeres que mueren a causa de esta enfermedad. La presidenta de la Asociación Española Contra el Cáncer en Córdoba, Auxiliadora Cabanás, ha insistido este lunes en el acto del Día Contra el Cáncer de Mama en la importancia del diagnóstico precoz porque así "el tratamiento va a ser menos agresivo y la supervivencia más alta". A cinco años vista, la supervivencia es del 90%, ha apuntado. 

La AECC ha hecho un estudio económico que demuestra la toxicidad financiera que tiene el cáncer de mama. Según esto, casi el 34% de las afectadas tiene que dejar el trabajo o lo ha perdido, lo que "supone una merma importantísima en sus ingresos". Por otro lado, un 42% se queda sin los ingresos que tenía hasta el momento de su diagnóstico al dejar de trabajar, una cifra que ha subido hasta el 50% con la pandemia.

Además, el cáncer provoca en un 21% de los casos una necesidad económica severa que se ha acrecentado en un 28% a causa de la pandemia. A nivel laboral, las afectadas pueden tener problemas para mantener el ritmo en el trabajo, sufren bajas temporales y permanentes, a veces hay estigmatización por parte de la empresa y una falta de legislación económica.

El gasto de las familias aumenta de forma considerable cuando se diagnostica un tumor de este tipo. Son gastos directos como de médicos y fármacos, e indirectos por la contratación de otras personas para el cuidado de la paciente. Sin embargo, el 70% no contrata a externos para que los cuiden, sino que es a propia familia la que lo hace. Por otro lado, siete de cada 100 mujeres no puede afrontar la enfermedad con ayuda familiar, lo tiene que hacer sola.

Cada 15 segundos se diagnostica un cáncer de mama en el mundo y en Andalucía hay unos 5.000 casos. De ellos, 500 están en Córdoba. En 2019, en la provincia se produjeron 117 fallecimientos a causa de esta enfermedad. La mayoría de las pacientes tienen más de 75 años, igual que las víctimas mortales; seguido de la franja de 55 a 59 años y de 50 a 54 años. De ahí la importancia de hacerse los cribados.

En la actualidad, hay 24 proyectos de investigación financiados por la AECC con una inversión de 6,3 millones de euros y apoyando a más de 160 investigadores.

La campaña de este 2020 lleva por título "Saca pecho", que se refiere a "la valentía de afrontar el cáncer con apoyo familiar y social", ha indicado Cabanás. La presidenta de la AECC en Córdoba ha aseverado que "necesitamos que los ingresos aumenten para apoyar en todos los aspectos a las mujeres que padecen cáncer de mama". En ese sentido, ha reivindicado que "hay mucho por hacer en esta sociedad y necesitamos que toda la población nos eche una mano".

El cáncer de mama tiene impacto en todos los ámbitos de la vida desde el emocional, hasta el físico o el económico. Respecto al físico, Cabanás ha destacado que cada vez las terapias son menos agresivas, sobre todo si se diagnostica en un estadio precoz. Los efectos secundarios de los tratamientos afectan a su bienestar, mientras que los problemas psicológicos van de la depresión y la ansiedad a la incredulidad.

Desde su experiencia como médico, Cabanás asegura que "el mejor paciente es el mejor informado", y, por lo tanto, el conocimiento del proceso oncológico va a beneficiar a la mujer afectada. En cualquier caso, "no deben permitir que la enfermedad sea el centro de su vida", así que se aconseja contactar con mujeres que tengan el mismo problema para que se identifiquen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios