Córdoba

El mes de mayo fue el más seco desde 1959 al no caer ni una gota

  • Córdoba registró la temperatura máxima más alta del país, con 37,1 grados en un periodo de contrastes térmicos

Un termómetro marca 35 grados en Córdoba el pasado mes de mayo. Un termómetro marca 35 grados en Córdoba el pasado mes de mayo.

Un termómetro marca 35 grados en Córdoba el pasado mes de mayo. / Efe

Comentarios 0

Ni una gota. Ese es el balance de precipitaciones en Córdoba relativo al mes de mayo. Cero litros por metro cuadrado, lo que significa que el pasado mes fue el más seco desde 1959, que es cuando se tienen registros por parte de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). El organismo ha hecho público su balance mayo que, a nivel general, ha sido el cuarto más seco desde 1965.

Córdoba es una de las pocas estaciones donde no se registró lluvia en todo el mes, un triste récord del que también forman parte Madrid, Huelva, Cádiz, Jerez de la frontera, Santa Cruz de Tenerife o Las Palmas de Gran Canaria. Mayo, por tanto, ha sido un periodo extremadamente seco, sobre todo si se tiene en cuenta que la media de lluvia en ese mes, según la Aemet, es de unos 40 litros por metro cuadrado.

En lo que va de año, además, las precipitaciones no han sido demasiado abundantes, al menos en la capital. Así, en marzo sí se registraron algunas lluvias después de más de un mes de sequía, mientras que abril también trajo algunas borrascas. Mayo y junio, por el momento se están yendo de vacío en lo que a lluvia precipitaciones se refiere.

No solo ha sido un mes extremo por la falta de agua, sino que también Córdoba registró la máxima más alta del país, con 37,1 grados. Hasta 36,6 grados se registraron en Orense el día 31; 36,5 en Sevilla el día 28 y los 36,3 en Badajoz el día 31. Esto ha tenido varias consecuencias, por un lado que en algunos momentos se hayan elevado los niveles de contaminación y, por otro, que también haya habido altas concentraciones de polen y gramíneas para los alérgicos, en una primavera seca.

Con el verano a la vuelta de la esquina, el calor seguirá siendo protagonista. Así, tras el primer aviso amarillo de esta semana, las temperaturas se mantendrán el sábado y el domingo en torno a los 30 grados para volver a subir a partir del lunes hasta los 34.

Las circunstancias climáticas de este año, por la falta de lluvias y las temperaturas altas, han provocado que la provincia de Córdoba esté en situación crítica, con un alto riesgo de incendios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios