Tribunales

El juicio del crimen de la Fuenseca queda visto para sentencia

  • Fiscalía y acusación particular mantienen sus peticiones iniciales

Un momento del juicio, en la Ciudad de la Justicia. Un momento del juicio, en la Ciudad de la Justicia.

Un momento del juicio, en la Ciudad de la Justicia. / Jordi Vidal

El juicio a la mujer acusada de asesinar a un hombre en una vivienda de la plaza de la Fuenseca y esconder su cadáver ha quedado visto para sentencia. En la cuarta sesión se han leído las conclusiones de cada una de las partes. Mientras Fiscalía y acusación particular mantienen sus primeras peticiones, la defensa ha solicitado que se considere homicidio y no asesinato y se ponga una pena justa.

Según han informado fuentes judiciales a el Día, se mantienen las peticiones de Fiscalía y acusación particular. En este caso, la Fiscalía solicitaba para la procesada, que está en la cárcel desde que se descubrieron los hechos, 21 años de prisión por un delito de asesinato. Por su parte, la acusación particular pide 25 años por un delito de asesinato y dos años por un delito contra la integridad moral.

Por su parte, la defensa, según han apuntado las mismas fuentes, pide también la nulidad de las actuaciones por considerar que su defendida se encontraba en una situación de "indefensión". La defensa ya sacó a relucir durante el juicio que su defendida, en el momento en el que se halló el cadáver, ya estaba retenida por la Policía y, a pesar de esto, no se le leyeron sus derechos.

Según el relato de los hechos que se ha hecho durante estos días de juicio, la acusada habría asesinado a un hombre, que posiblemente fuera su pareja (aunque ella ha calificado la relación como de conveniencia), clavándole un cuchillo en repetidas ocasiones. Tras ello, habría escondido el cadáver durante meses.

Durante su declaración, la procesada afirmó haber vivido junto al fallecido un "infierno" de "maltrato y violaciones". El día de los hechos, siempre según la declaración de la acusada, el hombre la atacó acusándole de haber quemado una tostada. Según la mujer, cogió un cuchillo de grandes dimensiones que tenía apoyado sobre una mesa y la víctima se abalanzó sobre el mismo "y se lo clavó sin querer".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios