Córdoba

Cuando la igualdad empieza en las aulas

  • Los centros educativos, de los colegios a la universidad, elaboran planes para eliminar los roles de género dados por la sociedad y concienciar en la equidad

Alumnos del Séneca colocan una pancarta contra la violencia de género. Alumnos del Séneca colocan una pancarta contra la violencia de género.

Alumnos del Séneca colocan una pancarta contra la violencia de género. / reportaje gráfico: Juan Ayala

Un estudio de la Universidad de Valencia revelaba hace pocos años que los referentes femeninos en los libros de texto de los centros educativos no llegaban ni al 8%. Unos cuantos nombres de mujeres aparecían salteados en alguna asignatura, sobre todo en Historia, pero poco se sabía de la presencia femenina a lo largo de los siglos en la Literatura o en la Historia del Arte. Son muchos los que han alzado la voz exigiendo que se reconozca la labor de las mujeres a lo largo de la historia, pero parece que el proceso es lento.

Las administraciones lanzan algunas claves de vez en cuando, pero las aulas aún desconocen la verdadera igualdad, siendo únicamente un reflejo más de la sociedad. La Junta de Andalucía obliga a los centros educativos a aplicar planes de igualdad en sus proyectos, pero no todos los colegios e institutos lo ejecutan de la misma manera. De sobra es conocido que esos roles de género que vienen dados por la sociedad actual también se vienen perpetuando en los más jóvenes. Varios responsables de esas áreas de igualdad que debe haber en los centros lo confirman. Coinciden en el hecho de que "por mucho que aquí le enseñemos, cuando salen a la calle siguen escuchando la misma música, viendo las mismas series y repitiendo patrones que en muchas ocasiones, por supuesto no todas, observan de forma directa en sus casas".

Otra de las claves de estos proyectos que vienen, en parte, definidos por la Consejería de Educación es que deben ser transversales. Muchos colegios los aplican en horas sueltas o en asignaturas optativas, sin embargo, la clave es introducir los conceptos relacionados con la igualdad en cada una de las materias, desde Lengua hasta Matemáticas, aunque resulte complicado, y no hacerlo únicamente cuando llegue una fecha señalada, como el 8 de marzo, cuando se celebra el Día de la Mujer.

En cuanto a la definición que viene dada a la hora de justificar estos planes resalta el hecho de que "los maestros y maestras de todo el mundo debemos tener en cuenta que el principio básico para desarrollar una convivencia de calidad es la igualdad entre el alumnado; siendo ésta una demanda social a la que desde la escuela debemos dar respuesta" y uno de los objetivos es "prevenir la violencia de género, favoreciendo relaciones en equidad".

La concienciación que ha surgido a lo largo de los últimos años, en gran parte gracias al movimiento feminista, ha hecho que los centros escolares cordobeses cada vez pongan en marcha más actividades relacionadas con esas áreas de igualdad. El Instituto de Educación Secundaria (IES) Trassierra sabe mucho de esto, tanto que hace unos años recibió el premio Irene: La paz empieza en casa, otorgado a nivel nacional por el Gobierno gracias a la memoria que entregaron de todas sus actividades desarrolladas en este campo. La coordinadora del área en este instituto, Mercedes Fernández, detalla que en el centro sí se celebran días concretos, pero que la clave está en la creación de unidades didácticas que se desarrollan a lo largo de todo el curso y en todos los niveles. Este planteamiento genera una gran cantidad de proyectos durante todo el curso escolar, gran parte de ellos, como detalla Fernández, con mucha carga de contenido audiovisual. Por ejemplo, el Trassierra lleva a cabo concurso de grafitis, de haikus o de relatos y dedican horas a analizar películas para introducirse en los roles de género. Todo ello se hace además a través de esas unidades didácticas de manera gradual. De esta forma, si en primero de la ESO se abarca un área concreta, en el siguiente concurso se sigue desarrollando. Según Fernández, la acogida es buena por parte del alumnado, pero añade que se trata de una "lucha continua" porque los roles, a pesar de la juventud de los estudiantes, están arraigados. Para ello, organizan actividades en varias asignaturas de manera que se analizan canciones con contenido contra la violencia de género en Lengua, por ejemplo, o se visualizan series y programas muy conocidos, como La que se avecina u Hombres, mujeres y viceversa. "También se analizan las propias canciones que ellos suelen escuchar para que se vea el sexismo, aunque luego cuando salen de aquí las siguen oyendo, como se oyen algunas de las frases que dicen los personajes de las series que ven", agrega la coordinadora de igualdad del IES.

El instituto Séneca es otro de los centros cordobeses que dedican gran parte de proyecto educativo a la lucha por la igualdad. Como explica la responsable de este campo en el centro educativo, Rosa Ana López-Morato, se percibe mucho esa falta de mujeres en los libros que usan los alumnos, pero también en los apuntes que reparten los propios profesores. Para ello, López-Morato ha pedido al claustro que analice cuántas mujeres aparecen en sus temarios y ella misma, profesora de Química, reconoce que en su asignatura es muy complicado leer un nombre de mujer. Con la idea de modificar eso, ha pedido que se analicen los apuntes de manera que se traslade una formación mucho más equitativa, además de un lenguaje no sexista, a los alumnos. En el Séneca los planes de igualdad se coordinan desde el área citada, pero también desde Orientación, de manera que es mucho más fácil aplicar lo que se pretende en todos los niveles. El Día Contra la Violencia de Género es clave en este instituto y, como manifiesta López-Morato, durante esa jornada y las semanas previas se organiza todo un grupo de actividades para mostrar su repulsa a este hecho. Por ejemplo, el pasado mes de noviembre organizaron conciertos con canciones que hablan del tema, se realizaron murales explicativos e incluso se hizo un tren de mujeres maltratadas que fue repartiendo lazos morados por todo el centro.

La aplicación transversal de la igualdad de géneros es también una máxima en el instituto Averroes, en el barrio del Guadalquivir. El responsable de esta rama, Isaac Candalija, comenta que el trabajo del centro se ve reforzado por todos los colegios e institutos del Distrito Sur, lo que permite generar proyectos mucho más grandes. Candalija explica que utiliza el buzón digital interno del IES para mostrar al resto de profesores todos los proyectos que se pueden llevar a cabo y a partir de ahí el claustro se va uniendo. También en este centro el Día Contra la Violencia de Género o el Día de la Mujer ocupan un espacio importante dentro de la programación, pero también resaltan actividades como una organizada para el 14 de febrero en la que se trató la diversidad sexual huyendo de los estereotipos de San Valentín. Candileja defiende además que, a diferencia de lo que se pueda pensar, estar en un distrito protagonizado por la exclusión no implica nada negativo: "he estado en diferentes centros y aquí es donde he visto mayor implicación", apunta el también profesor.

Pero la búsqueda de la igualdad no es solo materia de las aulas de los más mayores. Los colegios de Educación Infantil y Primaria también tienen sus planes para que desde bien pequeños los niños entiendan la importancia de la equidad. Así, en el colegio Mediterráneo tienen un plan anual que se aplica desde Infantil y hasta sexto y donde organizan actividades los días más señalados del año. Así lo comenta la responsable del área de igualdad del Mediterráneo, Susana Caballero, quien explica que además de celebrar proyectos en días como el 25N o el 8M también lo hacen en fiestas tradicionales, como el Día de Andalucía, donde hablarán sobre la vida de mujeres andaluzas. Los niños de este centro también conocen las tareas domésticas a través de una yincana, visionan cortos y películas o hacen campañas de juguetes no sexistas en Navidad.

Y de Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato, a la Universidad de Córdoba (UCO). La institución académica posee una Unidad de Igualdad, dirigida por María Rosal, y las vertientes del programa llegan a todos los niveles educativos de la universidad. De esta manera, se desarrollan proyectos como encuentros con unidades de este tipo de toda España, se ejecutan programas como el Concilia o se realizan actividades formativas como cursos de conciliación de la vida personal, familiar y laboral o de lenguaje inclusivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios