Cofradías

La hermandad de la Merced de Córdoba traslada a sus titulares por obras en la fachada de la iglesia

  • La sala capitular de la casa hermandad acoge a las imágenes de la corporación del Lunes Santo durante el cierre de la parroquia de San Antonio de Padua

Una persona camina por delante de la iglesia de San Antonio de Padua, cerrada por obras en su fachada. Una persona camina por delante de la iglesia de San Antonio de Padua, cerrada por obras en su fachada.

Una persona camina por delante de la iglesia de San Antonio de Padua, cerrada por obras en su fachada. / Salas

La hermandad de la Merced ha trasladado esta semana a sus titulares a la sala capitular de la casa hermandad ante el inminente inicio de unas obras de mantenimiento en la iglesia de San Antonio de Padua, que estará cerrada previsiblemente durante todo este mes de enero.

Antonio Ruf, hermano mayor de la corporación del Lunes Santo, ha expuesto a el Día que se trata "de un mantenimiento de la fachada de la iglesia porque han aparecido unas grietas y hay que inyectar hormigón para asegurar todo el frontal". "Los operarios de la obra han comentado que pueden tardar dos semanas, aunque hay que ir con todas las precauciones posibles", ha apuntado Ruf sobre la posible reapertura de la iglesia de Lepanto, que permanecerá cerrada a cal y canto durante estas mejoras.

Debido a estas labores, el Señor de la Coronación de Espinas y la Virgen de la Merced han sido retiradas del templo y trasladados a la sala capitular de la casa hermandad, situada justo al lado de la iglesia de San Antonio de Padua. Aunque la parroquia permanezca cerrada durante el proceso de las obras, todos los devotos que quieran ver a los titulares de la hermandad del Zumbacón lo podrán hacer los martes y jueves de 20:30 a 22:00, excepto los festivos y días que coincida con jueves eucarístico.

Aunque todos los horarios quedarían sujetos a la normativa vigente en cada momento, la corporación del Lunes Santo expuso en un comunicado también que "por este motivo no habrá misas en la parroquia", ya que seguirán celebrándose en el salón de las comunidades neocatecumenales, que está situado junto a la parroquia y cuya entrada está por la calle Virgen de Linares. El horario establecido sería de martes a sábado a las 20:00 y los domingos y festivos a las 11:00 y a las 20:00.

El Señor de la Coronación de Espinas y la Virgen de la Merced, en la sala capitular de la casa hermandad. El Señor de la Coronación de Espinas y la Virgen de la Merced, en la sala capitular de la casa hermandad.

El Señor de la Coronación de Espinas y la Virgen de la Merced, en la sala capitular de la casa hermandad. / El Día

Por otro lado, Antonio Ruf también expuso su pensamiento sobre la próxima Semana Santa: "Es evidente que está suspendida, pero se está alargando la decisión". El próximo miércoles se tomará la decisión final tras la celebración de la reunión entre la Consejería de Salud y Familias y el conjunto de agrupaciones de hermandades y cofradías de Andalucía. Eso es lo que se acordó tras una primera toma de contacto en el Ayuntamiento entre el alcalde; José María Bellido; el obispo, Demetrio Fernández, y Jesús Aguirre, consejero de Salud de la Junta de Andalucía. A la espera de esta decisión, Antonio Ruf ha sido muy claro: "Es evidente que no podrán salir las cofradías a la calle". "Ahora mismo, atravesando lo que estamos atravesando, lo importante es la salud de todos. Cuando se pueda, se saldrá a la calle y se recuperará la normalidad que deseamos todos", ha reconocido el hermano mayor de la cofradía del Zumbacón.

Ante esta crisis sanitaria, la labor social creció también en los últimos meses. La hermandad de la Merced realizó estos últimos días su tradicional recogida de juguetes, que está organizada por su grupo joven, y también la Operación Kilo, de la que se han recogido aproximadamente 700 kilos de alimentos y unos 1.600 euros en donativos, que servirán para ayudar a familias que lo están pasando mal en estos momentos. Fruto de esta campaña de Navidad, que también contó con la colaboración de la Banda de Coronación de Espinas, se han distribuido 2.154 kilos de alimentos a 88 personas beneficiarias de Cáritas parroquial de San Antonio de Padua.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios