Desaparición

El Ejército se incorpora a la búsqueda de José Morilla

  • Los militares de Cerro Muriano serán coordinados por la Policía Nacional en nuevas batidas

Corrdinación de la búsqueda de José Morilla. Corrdinación de la búsqueda de José Morilla.

Corrdinación de la búsqueda de José Morilla. / Juan Ayala

José Morilla lleva más de dos semanas desaparecido. Los esfuerzos de la familia y las autoridades no han arrojado pistas sobre el paradero de  este hombre de 85 años de quien no se sabe nada desde la mañana del 21 de agosto. Con las salidas con voluntarios paralizadas, ahora es el Ejército el que se incorpora a las labores de búsqueda a partir de este martes 8 de septiembre para reforzar los recursos disponibles.

Así, las autoridades recuperan las batidas en zonas aún por determinar mientras continúan analizando las grabaciones de los locales pertenecientes al día de su desaparición. Los militares de la base del Cerro Muriano serán coordinados por la Policía Nacional en estas salidas, en las que no se contará con la colaboración de voluntarios, que durante los primeros días aportaron su trabajo para conseguir poner fin a la situación.

Este será el procedimiento de los próximos días, en los que la familia queda a expensas de recibir noticias tras haber intentado todo lo que estaba en sus manos. Recientemente, solicitaron que se vaciase el canal del Guadalmellato para explorarlo, una petición que fue elevada a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG). Del mismo modo, han continuado solicitando a los propietarios de negocios y locales que revisen las grabaciones de seguridad del 21 de agosto, ya que la última imagen del hombre se registró en una de estas cintas.

A la búsqueda también se incorporó recientemente la unidad de Caballería de la Policía Local con la intención de explorar el río y las zonas de campo. Esta incorporación, al igual que la del ejército, se ha realizado de forma voluntaria por los integrantes de los cuerpos para contribuir a resolver la situación.

osé Morilla salió de su domicilio para dirigirse al centro de salud de la avenida de América el pasado viernes. Entre las descripciones dadas, explican que mide 1,70, es de complexión delgada, tiene el pelo canoso y vestía pantalón blanco y camisa de manga corta con cuadros cuando desapareció. Según sus familiares, fue visto por última vez por unos vecinos el sábado en la avenida de Barcelona. 

Los familiares pusieron en marcha una página web a través de la cual los ciudadanos podían acceder a los carteles que informaban de la desaparición. La función más importante de esta web es que permite marcar los lugares de acceso privado (jardines privados, zonas comunitarias, garajes y azoteas, entre otros) en los que se ha verificado que no se encuentra el desaparecido.

En caso de tener información relevante sobre la desaparición se pueden utilizar los siguientes números de contacto: 112; 091; 092; 062 o a los teléfonos 642 65 07 75; 649 95 29 57 y 691 42 42 65.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios