Desaparición

La familia de José Morilla pide que se vacíe el canal del Guadalmellato para explorarlo

Organización de una de las búsquedas de José Morilla. Organización de una de las búsquedas de José Morilla.

Organización de una de las búsquedas de José Morilla. / Juan Ayala

La familia de José Morilla continúa buscando formas de dar con su paradero. Según ha informado a el Día una de las nietas del desaparecido, María Morilla, han iniciado los trámites para solicitar que se vacíe el canal del Guadalmellato, que atraviesa la capital, para poder explorarlo con grupos de voluntarios con material adecuado y experiencia en estos terrenos. La solicitud ha de ser enviada a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) por alguna autoridad, como la Policía Nacional o el Ayuntamiento, por lo que han pedido esta ayuda para poder llevar a cabo la búsqueda. 

Así, la intención de la familia es "colocar varios grupos de voluntarios en distintos puntos del canal para que hagan la búsqueda de forma simultánea". Para ello, Morilla ha asegurado que ya cuentan con varias personas "acostumbradas a estas labores", ya que muchos de los voluntarios son agentes de la Guardia Civil o de la Policía ya retirados, que "han ofrecido el material que hace falta para este trabajo". Además, estos les han ayudado a "abrir los ojos en muchas cosas" al dar a conocer las vías que aún les quedan por explorar, como es también la incorporación del Ejército en las batidas.

Por el momento, tras la paralización de las salidas con voluntarios por parte de las autoridades para investigar los datos conseguidos, esta es una de las principales estrategias de la familia. Morilla ha apuntado que "el número de voluntarios ha ido bajando mucho" y también han agotado las zonas de búsqueda, incluso se ha repetido. Sin embargo, ha detallado que "las autoridades y voluntarios por libre están realizando rastreos con perros", siendo estas personas profesionales que dedican su tiempo fuera de lo laboral a colaborar con la familia.

A su vez, el círculo cercano de José Morilla continúa muy activo en redes sociales, en especial a través del grupo de Facebook Búsqueda de José Morilla, ofreciendo información de los avances y explicando las aportaciones que pueden realizar los ciudadanos. Durante estos días han insistido en la importancia que tiene que los comercios locales revisen sus grabaciones de seguridad del día 21 de agosto, fecha en la que desapareció el anciano, para comprobar la ruta que siguió en las primeras horas.

En este sentido, María Morilla ha explicado que "es difícil porque los negocios no guardan las grabaciones tanto tiempo", pero que son un instrumento "para saber qué camino hizo, e incluso si llegó a coger un autobús". En los últimos días, la Policía Nacional ha recibido este material y es con el que trabaja, así como con los resultados de  las salidas de los voluntarios y las distintas aportaciones que se han hecho durante la búsqueda. 

José Morilla salió de su domicilio para dirigirse al centro de salud de la avenida de América el pasado viernes. Entre las descripciones dadas, explican que mide 1,70, es de complexión delgada, tiene el pelo canoso y vestía pantalón blanco y camisa de manga corta con cuadros cuando desapareció. Según sus familiares, fue visto por última vez por unos vecinos el sábado en la avenida de Barcelona. 

Los familiares pusieron en marcha una página web a través de la cual los ciudadanos podían acceder a los carteles que informaban de la desaparición. La función más importante de esta web es que permite marcar los lugares de acceso privado (jardines privados, zonas comunitarias, garajes y azoteas, entre otros) en los que se ha verificado que no se encuentra el desaparecido.

En caso de tener información relevante sobre la desaparición se pueden utilizar los siguientes números de contacto: 112; 091; 092; 062 o a los teléfonos 642 65 07 75; 649 95 29 57 y 691 42 42 65.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios