Córdoba

El documental ‘El Proxeneta’ busca una ley que regule la trata sexual

  • La historia del ex traficante de personas, El Músico, se proyectó en el Jardín Botánico

  • La directora, Mabel Lozano, asegura que la trata es una forma de violencia de género

Presentación del documental 'El Proxeneta' de Mabel Lozano. Presentación del documental 'El Proxeneta' de Mabel Lozano.

Presentación del documental 'El Proxeneta' de Mabel Lozano. / Laura Martín

El documental El Proxeneta, Paso Corto, Mala Leche, de la directora y guionista Mabel Lozano se proyectó ayer, en las instalaciones del Real Jardín Botánico de Córdoba, en el marco de una actividad que fue organizada por Aperfosa a través del proyecto Rescate Córdoba y la Asociación Uno a Uno con motivo del Día Europeo Contra la Trata de Seres Humanos, que se celebrar el próximo 18 de octubre.

En la actividad estuvo presente la directora del audiovisual, quien explicó que el principal objetivo de su película, que fue rodada entre Paraguay y España, es crear conciencia entre los legisladores españoles y educar a las personas, sobre todo a los hombres, acerca del problema.

Lozano explicó que la trata de seres humanos es un negocio que empezó en el siglo pasado y criticó que “nadie se lo planteaba, nadie se lo cuestionaba”. ¿Qué hay detrás?, “un negocio donde los proxenetas necesitan la ayuda de banqueros, médicos, políticos, testaferros, medios de comunicación y abogados para blanquear el dinero, que al final mueve muchas consciencias”. Es importante escuchar a los malos, ponerles voz y rostro a los proxenetas y los consumidores, sentenció.

La película, que tiene una duración de 72 minutos y que fue estrenada el año pasado, cuenta la historia, de primera mano, de Miguel, El Músico, un ex traficante de prostitutas español que fue condenado y sentenciado en la cárcel de Herrera de la Mancha. “Miguel fue uno de los grandes ideólogos de la trata, propietario de al menos una docena de los macroburdeles en España, creador de este sistema. Es la historia de un hombre que cuenta la transición de la prostitución a la trata en los años 80”. Lozano dijo que ahora la vida de El Músico es otra, “se ha rehabilitado, ha colaborado con la policía y nos ha contado casi todo”, señaló.

Pero lo que verdaderamente quiere contar la directora es la responsabilidad de los gobiernos. “Esto ocurre porque se permite, porque se mira para otro lado, por acción u omisión y porque no hay leyes, no existe una ley integral contra la trata, las caras del proxenetismo no están todas condenadas”, indicó, al tiempo que explicó que la mayoría de las mujeres que ejercen la prostitución lo hacen a través de un tercero y “nadie debe lucrarse con la prostitución de otra persona”.

La cantidad de espectadores que asisten a las proyecciones auguran una buena racha, pero Lozano apuntó que no está conforme con eso. “Llenamos salas pero no hemos logrado el éxito porque aún no conseguimos que todas las caras del proxenetismo estén tipificadas ni que haya una ley integral y para eso se hizo la película, para vestir de derechos a las desnudas de derechos”. Así, aseguró que seguirán trabajando en visibilizar el problema y lograr los objetivos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios