Córdoba

Carmen Calvo confía en tener una ley de trata en la próxima legislatura

  • La vicepresidenta visita un centro de acogida a mujeres africanas y sus hijos localizado en la Campiña Sur

Carmen Calvo, en la subdelegación del Gobierno en Córdoba. Carmen Calvo, en la subdelegación del Gobierno en Córdoba.

Carmen Calvo, en la subdelegación del Gobierno en Córdoba. / Laura Martín

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, ha apuntado que confía en que, en la próxima legislatura, se apruebe una ley de trata para dar protección a todas las mujeres e hijos de éstas que son “secuestrados, vendidos y traficados”.

Calvo ha hecho estas declaraciones tras visitar un centro de acogida humanitaria destinado a mujeres africanas y a sus hijos, situado en la provincia de Córdoba, concretamente en la zona de la Campiña Sur. La vicepresidenta en funciones ha reconocido que “tenía ganas” de visitar este centro, que nace de una iniciativa denominada Proyecto Ödos, y que impulsa y coordina la Fundación Emet Arco Iris, en colaboración con una docena de organizaciones.

El objetivo final del Proyecto Ödos es conseguir la reintegración de los derechos de las acogidas mediante la atención sanitaria, psicológica, educativa, social y jurídica de estas mujeres y sus hijos.

El objetivo del proyecto es conseguir la reintegración de los derechos de las usuarias

Calvo ha señalado que ha podido hablar con las usuarias de este centro, muchas de ellas víctimas de trata, y ha apuntado que contar con recursos así en España demuestra que “un país como el nuestro tiene una gran respuesta solidaria y humanitaria”.

Sobre el centro cordobés, la también ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad en funciones ha explicado que las personas a las que acoge aprenden a tener una vida con sus hijos y ha añadido que es “una suerte” contar en Córdoba con un recurso de este tipo, en el que vuelcan gran parte de sus esfuerzos ayuntamientos como los de Montilla, Montalbán y La Rambla.

Calvo ha agregado que Ödos nace de la iniciativa privada, pero también ha recordado que cuenta con la colaboración pública, una fórmula que en este caso da buenos resultados y que puede “ser copiada”.

Por su parte, el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, ha explicado que el Consistorio que preside, así como otros de la zona, aportan recursos al centro para que puedan seguir prestando el servicio. En el caso del Ayuntamiento montillano, pone a disposición una psicóloga y una trabajadora social. Además, también incluyen en el censo a los usuarios, de manera que puedan tener asistencia sanitaria y un control rutinario que servirá después si quieren viajar a otras comunidades autónomas o a otros países, algo bastante común.

Los datos

“El año pasado en las costas españolas se pudo atender a casi 1.300 mujeres, de las que muchas de ellas habían sido traficadas y secuestradas con fines de explotación sexual y muchas de ellas llegaban con niños muy pequeños o dando a luz, en algún caso, incluso en una patera”, así como “casi 300 niños menores acompañados de estas madres que vienen en circunstancias tan terribles”, ha detallado Calvo.

Teniendo en cuenta esta situación, la vicepresidenta ha incidido en que debería aprobarse una ley de trata “cuanto antes mejor” que “empiece a afrontar situaciones tan absolutamente inhumanas como las que representan que las mujeres y los menores sean secuestrados, vendidos y traficados para estos fines tan completamente inasumibles en materia de derechos humanos”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios