Córdoba

Un joyero denuncia la pérdida de 26.000 euros tras ser detenido por la Policía Local

  • El incidente se produjo la tarde de la Cabalgata, cuando un agente le impidió acceder a su oficina de la calle San Álvaro

Comentarios 35

Un joyero cordobés ha denunciado la desaparición de 26.000 euros de su coche tras ser arrestado por la Policía Local por un presunto delito de atentado y resistencia a la autoridad, según pudo conocer ayer el Día por testigos presenciales de los hechos y por el relato de la letrada del denunciante, Magdalena Entrenas.

Los hechos ocurrieron la tarde del pasado sábado en la céntrica avenida Gran Capitán, repleta de público por la inminente llegada de la Cabalgata a Ronda de los Tejares. El empresario, cuya identidad responde a las iniciales de M. G., se dirigía con su vehículo a su oficina de la calle San Álvaro tras obtener autorización por parte de una pareja de la Policía Local que se encontraba regulando el tráfico al comienzo de la céntrica vía. Sin embargo, cuando llegó a la altura del 23, otro agente del cuerpo motorizado lo detuvo y le advirtió de que no podía continuar porque las carrozas venían de camino. El joyero le replicó que el desfile se encontraba aún por la avenida del Corregidor e insistió en que previamente había recibido permiso policial.

En ese momento, el efectivo que le dio el alto llamó a otros cuatro agentes que se encontraban en las inmediaciones, quienes lo esposaron y lo trasladaron a la Jefatura para tomarle declaración. Según denunció la abogada del joyero, los agentes sacaron a su cliente de forma "violenta" del vehículo y "le profirieron insultos y malos tratos" de diferente consideración, "además de no dejarle recoger los objetos de valor que tenía dentro del coche". También denunció un trato "degradante" e "injurias" hacia su representado. El coche -que tenía la puerta del conductor abierta- quedó a disposición del agente que originó el altercado, según concretó la letrada Entrenas, quien apostilló que su cliente no pudo recoger nada de su interior.

Cuando el empresario llegó a las dependencias policiales, lo desposeyeron de los objetos que llevaba encima -como las llaves del vehículo, la cartera o sus documentos de identificación- y le tomaron declaración. Tres horas más tarde, pasó a disposición del Cuerpo Nacional de Policía, que decidió dejarlo en libertad tras entregarle los objetos previamente requeridos. Ante esto, el joyero denunció al motorista y a la agente que lo esposó por supuestos delitos de agresión y maltrato, según la letrada.

Tras formular la correspondiente denuncia, la Policía Nacional le informó de que su vehículo estaba en el depósito municipal y que podía ir a buscarlo. Cuando M. G. fue a recogerlo, sobre la 01.00 de ayer, se llevó una sorpresa mayúscula, puesto que un sobre con 26.000 euros que tenía en el lateral de la puerta del conductor había desaparecido, por lo que se vio obligado a regresar a la Comisaría para denunciar estos hechos. M. G. fue atendido en el Reina Sofía y ayer por la mañana prestó declaración ante el Juzgado de Guardia, que lo puso en libertad con cargos y sin fianza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios