Coronavirus Córdoba Un cordobés crea el primer videojuego del mundo para 'matar' al coronavirus

  • José Luis Rueda idea durante el confinamiento un juego de ordenador en el que se puede luchar contra el temido covid-19

Imagen de una de las pantallas del videojuego 'Coronavirus Survivor'. Imagen de una de las pantallas del videojuego 'Coronavirus Survivor'.

Imagen de una de las pantallas del videojuego 'Coronavirus Survivor'. / El Día

La crisis sanitaria que a la que se está enfrentando la sociedad por culpa del coronavirus, y la gran cantidad de horas acumuladas en el hogar, dan lugar a que algunas personas agudicen al máximo su ingenio. Y en algunos casos, surgen ideas pioneras y que pueden ayudar a combatir al resto de ciudadanos estos largos días de confinamiento.

Es el caso de José Luis Rueda, un fotógrafo cordobés que ha ideado un videojuego, el Coronavirus Survivor, en el que los usuarios pueden descargar su frustración contra el covid-19 a base de disparos desde una nave espacial virtual. El juego, muy al estilo de los juegos clásicos de las recreativas, conduce al usuario a través de distintos niveles en los que ir combatiendo patógeno a patógeno al temido virus.

El propio José Luis Rueda cuenta que "después de diez días de cuarentena, sin expectativas de cómo va ir nuestra situación económica, laboral, ni qué tiene que decir nuestra situación en cuanto a nuestro estado de salud... decidí no perder el tiempo viendo series o programas que no hacen más que empeorar mi percepción de esta pesadilla".

De ahí salió la idea del "primer juego en el mundo donde puedes ensañarte con el coronavirus, que he creado mientras estaba en casa", bromea el cordobés.

El Coronavirus Survivor es un videojuego gratuito al que se puede acceder a través del siguiente enlace http://coronavirussurvivor.eu/. Actualmente funciona en la versión de escritorio para ordenador y desde el navegador web, aunque próximamente podría estar también en Google Play, para su descarga en dispositivos móviles.

Una buena alternativa de ocio para pasar una tarde de confinamiento y, por qué no, también una oportunidad para descargar la frustración acumulada contra el virus que ha paralizado nuestras vidas de forma tan abrupta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios