Córdoba

Coronavirus en Córdoba: Suspendida la Semana Santa

Cristo del Amor a su paso por el Puente Romano en el Domingo de Ramos de 2019. Cristo del Amor a su paso por el Puente Romano en el Domingo de Ramos de 2019.

Cristo del Amor a su paso por el Puente Romano en el Domingo de Ramos de 2019. / Juan Ayala

Inevitable. Así ha sido la decisión que han tenido que tomar el Ayuntamiento de Córdoba y el Obispado, que han determinado suspender los desfiles procesionales de la Semana Santa 2020 como medida preventiva ante el avance del coronavirus.

Córdoba sigue así la senda de otras ciudades españolas y andaluzas, como Sevilla, que también ha decidido cancelar las procesiones por el rápido avance del COVID-19. 

Desde el Ayuntamiento han informado de que l alcalde de Córdoba, José María Bellido, y el obispo de la Diócesis de Córdoba, Demetrio Fernández, han mantenido a lo largo de la mañana conversaciones tras las cuales se ha decidido suspender la celebración de estaciones de penitencia en Córdoba durante la Semana Santa.

Ayuntamiento y Obispado han hecho partícipe de la decisión a los responsables de la Agrupación de Hermandades y Cofradías.

Esta decisión se ha adoptado tras consultar con la autoridad sanitaria competente, la Consejería de Salud y Familias de la Junta, que ha recomendado la adopción de medidas de suspensión de eventos que supongan una concentración importantes de personas como es la celebración en procesiones durante Semana Santa.

Este acuerdo pone fin a la incertidumbre sobre la viabilidad de celebrar los desfiles procesionales de la Semana Santa de Córdoba 2020. Y, además, está en la línea de las recomendaciones realizadas ayer por la Conferencia Episcopal que manifestaba su voluntad de suprimir procesiones para contener la propagación del coronavirus.

Ayuntamiento y Obispado de Córdoba entienden que esta es una medida dolorosa pero que se justificada por la situación actual y confían que sea entendida por la inmensa mayoría de cordobeses. Esta decisión pone en primer lugar la salud pública y el interés general para hacer frente a la evolución de los casos de coronavirus y frenar en la medida de lo posible su avance, conforme a las indicaciones y escenarios manejados por la autoridad sanitaria.

"Conviene tomar esta decisión porque de esta decisión dependen muchas personas, incluso contratos y mucho movimiento y no lo podemos dejar para dentro de 15 días", ha manifestado el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández. "Viendo la situación y atendiendo a las indicaciones que nos hacen las autoridades sanitarias, como buenos ciudadanos queremos contribuir solidariamente a la no expansión del virus y queremos ayudar y queremos ayudar en lo que podamos; por eso, la suspensión de las procesiones, que es algo doloroso, esperamos que sea un bien mayor para todos en este tiempo de prueba", ha añadido el obispo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios