Laboral

Córdoba cierra el año covid con la séptima tasa de paro más alta de toda España

  • Todos los sectores ganan trabajadores en el cuarto trimestre de 2020, excepto los servicios, que son los que más adolecen la crisis

  • La población femenina alcanzó casi un 30% de desempleo durante los meses del confinamiento, mientras que el peor periodo para los hombres se situó a principios de año

Una camarera atiende una mesa en la plaza de la Corredera de Córdoba. Una camarera atiende una mesa en la plaza de la Corredera de Córdoba.

Una camarera atiende una mesa en la plaza de la Corredera de Córdoba. / Juan Ayala

Córdoba cerró el año covid con la séptima tasa de paro más alta de toda España. Éste es uno de los principales datos que se extrae de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que refleja la influencia de la crisis sanitaria en el mercado laboral cordobés.

El análisis exhaustivo de los datos, eso sí, permite hacer otras observaciones, como el hecho de que el último trimestre de 2020 no fue tan malo como cabría esperar. Por ejemplo, todos los sectores económicos, a excepción de los servicios, ganaron población ocupada, esto es, trabajadores.

La EPA evidencia, por lo tanto, que ha sido ese sector servicios el que más ha adolecido una crisis que todavía está muy lejos de acabarse. 

Con respecto a esa tasa de paro, la provincia cerró 2020 con un 23,75% de su población activa sin trabajo. Solo hay seis provincias en toda España con una tasa de paro mayor que la de Córdoba, que por orden serían Huelva (27,16), Ceuta (26,74), Las Palmas (25,88), Cádiz (24,91), Tenerife (24,53) y Melilla (23,83).

Pensar que estas cifras son consecuencia directa del coronavirus sería mentir. Córdoba lleva muchos meses, incluso años, saliendo mal parada en cada EPA que se publica. La tasa de paro de la provincia, un territorio dependiente en demasía de los servicios y el campo (sectores con alta temporalidad), siempre ha sido de las más altas del país. El coronavirus, por lo tanto, ha venido a ahondar aún más en esa herida y a llevarse por delante cualquier atisbo de recuperación que pudiera percibirse a principios del año pasado.

Los datos totales

Según el INE, en Córdoba había a finales de 2020 378.400 personas en edad de trabajar, casi 8.000 más que a finales de 2019. Consecuencia directa de este dato es que la provincia cerró el año pasado con más trabajadores, pero también con más desempleados.

En este caso, la provincia pasó de tener 282.800 trabajadores en el último trimestre de 2019 a tener 288.500 a finales de 2020. En cuanto a los parados, había 2.000 más. Según la EPA, la provincia acabó el año covid con 89.900 desempleados, en el mismo periodo de 2019 eran 87.900.

Haciendo un análisis global del año también se sacan datos muy significativos. Por ejemplo, la tasa de paro del último trimestre de 2020 fue la más baja de todo el año y la más alta fue la del primer trimestre (cuando aún no había coronavirus). Entre enero y marzo esa tasa rozaba el 25% de paro (una cifra altísima porque significa que un cuarto de la población está parado) y a finales del ejercicio ya bajaba del 24%.

Por sectores

La mayor parte de la población ocupada en Córdoba se concentra en el sector servicios y, dependiendo del periodo que se analice, el resto de esos trabajadores se reparten en otros ámbitos. Si hay campañas agrícolas muy significativas, por ejemplo, el campo acumula un gran porcentaje de población ocupada.

En este caso, el último trimestre de 2020 fue relativamente mejor en este sentido que el de 2019, excepto, como ya se ha dicho, para los servicios. En el último trimestre de 2019 había en Córdoba 201.800 personas dedicadas al sector servicios, un año después la cifra cayó por debajo de los 192.000.

Ocurre lo contrario en el resto de sectores. La agricultura finalizó 2020 con 37.300 ocupados (casi 8.000 más en un año), la industria lo hizo con 42.700 (4.700 más) y la construcción con 16.800 (3.100 más).

Las mujeres, las más castigadas

Algo que se repite y que no ha llegado de nuevas con el coronavirus es la diferencia entre hombres y mujeres a la hora de analizar los datos de la EPA. Ellas siguen acumulando una tasa de paro superior a la de los hombres, sea cual sea el trimestre que se analiza.

En este caso, en el último trimestre de 2020 la tasa de paro entre la población cordobesa femenina era de más de un 28%, mientras que la de los hombres era de un 20%. 

A lo largo del año del covid, la tasa de paro femenina más alta se alcanzó durante el confinamiento, en el segundo trimestre, cuando rozó la escandalosa cifra del 30%. Sin embargo, en los hombres, la tasa de paro más alta del año fue la del primer trimestre y no llegó ni al 22%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios