Sanidad

La forma de comunicar el diagnóstico de cáncer, un factor esencial al comenzar el tratamiento

  • Una especialista de Quirónsalud explica que cuando los pacientes y los médicos se comunican bien durante la atención del cáncer se logran muchos resultados positivos, ya que se encuentran con más control de su enfermedad

La especialista en Oncología María Jesús Rubio. La especialista en Oncología María Jesús Rubio.

La especialista en Oncología María Jesús Rubio.

La forma de comunicar un diagnóstico de cáncer es "fundamental, ya que se trata del primer momento del tratamiento", según afirma la jefa del servicio de Oncología Médica del Hospital Quirónsalud Córdoba, María Jesús Rubio. La doctora explica que el conocimiento de la enfermedad que padece tiene efecto en el paciente, le surgen expectativas, temores e incluso roles no solo del afectado, sino también de su familia y del profesional sanitario.

Rubio señala que cuando el paciente conoce el diagnóstico se produce un aumento de la sensación de control y una reducción de la ansiedad, lo que permite una mejor predisposición. Es necesaria una buena comunicación entre el afectado, los familiares y el equipo sanitario que le atiende, pues se trata de pacientes que tienen necesidades especiales de comunicación y, en algunos casos, desean obtener mucha información para escoger y tomar decisiones acerca de su tratamiento.

La comunicación es importante en los diferentes momentos de la atención de esta enfermedad, por lo que debe establecerse una relación de confianza entre el paciente y sus familiares y los profesionales sanitarios. La oncóloga insiste en la importancia de que se comparta la información y favorecer que el afectado y su entorno aclaren sus preocupaciones.

De hecho, la doctora Rubio destaca que cuando los pacientes y los médicos se comunican bien durante la atención del cáncer se logran muchos resultados positivos, ya que se sienten más satisfechos con la atención que reciben y se encuentran con más control de su enfermedad, más predispuestos a cumplir con el tratamiento, más informados y más inclinados a cambiar el tratamiento si fuera necesario o, incluso, a participar en un ensayo clínico.

Hay casos en los que los pacientes y sus familias desean participar en la toma de decisiones sobre la atención de la enfermedad, mientras que en otras ocasiones prefieren dejar que el médico decida lo más adecuado. Así, la comunicación es esencial durante todo el proceso de atención del cáncer pero especialmente cuando se deben tomar decisiones significativas como cuando recibe su primer diagnóstico, sobre el tratamiento y después de este, cuando se analiza su eficacia..

Asimismo, la doctora apunta que en los últimos años se tiende a utilizar la palabra "cáncer", sin embargo hasta hace poco tiempo se utilizaban términos como "tumor" o "proceso maligno", expresiones sin la carga negativa que socialmente se imputa a la palabra "cáncer".

Rubio asegura que los pacientes que mantienen comunicación con su equipo sanitario en la etapa final de su enfermedad suelen elegir menos procedimientos extraordinarios y presentar mejor calidad de vida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios