Córdoba

La Junta da un impulso al cinturón verde de Córdoba y licita la primera fase de la obra por 250.000 euros

  • El proyecto circundará la ciudad por el Norte y recorrerá el entorno natural por la Sierra

  • La actuación cuenta con un periodo de ejecución de seis meses

Terrenos donde comenzará el futuro Cinturón Verde de Córdoba. Terrenos donde comenzará el futuro Cinturón Verde de Córdoba.

Terrenos donde comenzará el futuro Cinturón Verde de Córdoba. / Juan Ayala

Se trata de un corredor que rodeará la capital cordobesa por el Norte de Oeste a Este y que recorrerá, sobre todo, el entorno natural de la ciudad por la Sierra y atravesará, además, zonas de monte. Es el futuro cinturón verde de Córdoba, un proyecto de la Delegación de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, que ha licitado la primera de las fases de la obra por un valor de 250.835 euros y que afecta al tramo que discurre desde la carretera de Trassierra hasta la Cuesta del Reventón.

En total, el itinerario tiene una longitud de 20 kilómetros y una anchura de 20 metros e irá desde las antiguas naves de Colecor -en la carretera de Palma del Río-, subirá por el Sagrado Corazón, pasará por la Sierra y concluirá en el Campus de Rabanales. 

Para llevar a cabo el proyecto en su conjunto, la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA) ha costeado las expropiaciones de los terrenos, que han superado el millón de euros, y que ha afectado a más de medio centenar de parcelaciones del entorno. Se trata de un trabajo que llevó a cabo junto a la Gerencia Municipal de Urbanismo de la capital. 

Uno de los retos que ya anotó la Junta es que este itinerario de 20 kilómetros de longitud se pueda utilizar para practicar, entre otros, senderismo, ciclismo y también se puedan desarrollar rutas a caballo.

El objetivo del proyecto es dotar a la capital de un anillo que "servirá de interconexión entre los inicios de las dos puertas verdes con las que cuenta la ciudad", según consta en la memoria de las necesidades a la que ha tenido acceso el Día. El documento señala que para su puesta en marcha se tendrán que llevar a cabo varias actuaciones, entre ellas, desbroces selectivos de matorral, la construcción y adecuación de viales en firme de zahorra artificial, además de la construcción de obras de paso sobre en cauces de arroyos. 

La construcción de una pasarela de madera pilotada para uso peatonal o la señalización del trazado son otras de las actuaciones incluidas en esta primera fase del proyecto. 

La memoria también señala que el plazo de ejecución del contrato de esta primera fase de las obras será de seis meses y subraya que la obra "finalizará con anterioridad al 31 de octubre de 2020". Es decir, que el periodo de actuación es de seis meses. Además, no se contempla prórroga alguna. 

Cuatro tramos

Otro de los puntos que incluye el estudio de la Junta de Andalucía es que las actuaciones de esta primera fase para la construcción de un sendero peatonal y ciclista "varían en función de las diferentes condiciones del terreno", por lo que el trazado se puede dividir en cuatro tramos diferentes.

El primero de ellos discurre por una zona de cultivo de secano, sin ningún tipo de acceso, y transcurreparalelo al trazado del arroyo Valdegrajas. Este tramo servirá de apertura del futuro cinturón y, en este caso, la construcción consistirá en el desbroce previo de suelo vegetal, para seguidamente proceder a la apertura de la caja, el refino, planeo y apertura de cunetas a ambos lados posterior, el aporte de material y la construcción mecanizada de un paquete de firme de zahorra artificial. Las obras discurrirán a lo largo de poco más de dos kilómetros.

Este camino  llega hasta la carretera CO-3402 -la de Santa María de Trassierra-, con la que se cruza, aunque se salvará mediante paso de salvacunetas y la incorporación de señalización necesaria para advertir a los usuarios del peligro del paso de vehículos. Todo el recorrido contará con encinas, pinos piñonero, romero, adelfa o lentisco.

El segundo de los tramos irá desde el punto kilométrico 2,05 hasta el 2,36. En este caso, se trata de un trecho que atraviesa una masa arbolada de acebuches, encinas y pintos de repoblación, en el que existen varios trazados de veredas por los que se puede transitar. 

La memoria detalla que la actuación en este tramo consistirá en la mejora de la traza de segundo dentro del dominio público e incluye la apertura de nuevas trazas y mejora de la existente, en todo caso, con medios manuales, hasta abrir una traza de un metro mediante trabajos de remoción del suelo vegetal en la anchura de la traza. Además, de forma complementaria se dotará al tramo de señalización. 

El tercer tramo, por su parte, se centrará en la adecuación del camino e irá desde el punto kilométrico 2,36 al 2,71. En este caso, los trabajos se centrarán en la realización de un escarificado de toda la anchura del camino. No en vano, a partir de este punto en trazado del sendero pasa a coincidir ya con el camino existente de firme de zahorra en malas condiciones de conservación, con abundantes cárcavas que aparecen como consecuencia de la circulación del agua sobre la traza del camino. Además, el camino presenta una superficie explanada de más de 5 metros, sin cunetas con un firme de terreno natural compactado.

En este tramo, además, hay una explotación apícola y, para su acceso se ha previsto la instalación de un paso salvacunetas de 60 centímetros.

El cuarto y último tramo, entre el punto kilométrico 2,71 y el 3,17, discurre a través de una masa forestal, dominada por pies de acebuche y encina, por veredas abiertas por el paso de personas y fauna, hasta llegar a ala conexión con el sendera del Reventón en un mirador. 

La memoria anota que la actuación en este tramo consistirá en la mejora de la traza de sendero dentro del dominio público e incluye la apertura de nuevas trazas y la mejora de la existente. Además, a unos diez metros del inicio del trazado hay un accidente geográfico de unos dos metros de profundidad máxima.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios