Córdoba

El Cercanías entre barriadas apenas suma 60.000 viajeros en su primer año

  • Los datos de Renfe evidencian que el trayecto a Rabanales es el que acumula la gran parte de los usuarios

Usuarios en la estación de Villarrubia, durante el primer día del servicio. Usuarios en la estación de Villarrubia, durante el primer día del servicio.

Usuarios en la estación de Villarrubia, durante el primer día del servicio. / El Día

Hace un año que se puso en marcha el servicio de Cercanías entre las barriadas periféricas de Villarrubia y Alcolea, pasando por El Higuerón, Córdoba Central y Rabanales. Según los datos facilitados por Renfe, a lo largo de este año la cifra de usuarios total se ha situado en 935.000 viajeros, pero la mayoría de ellos hicieron el trayecto Córdoba-Rabanales, y apenas el 6% cogieron el tren para salir o entrar en Villarrubia o en Alcolea.

Según las cifras del ente ferroviario, de esos 935.000 viajeros totales del Cercanías, la mayoría del volumen de usuarios, 875.000, realizaron el trayecto entre Córdoba y el Campus Universitario de Rabanales. Por lo tanto, el resto, unos 60.000 (o el 6,4%) se desplazaron en el resto de relaciones.

A pesar de ser un proyecto ampliamente anunciado y celebrado, sobre todo por la Administración, lo cierto es que el Cercanías entre las barriadas periféricas no ha tenido el éxito que de él se esperaba. La polémica comenzó nada más inaugurarse los trayectos, principalmente por el precio, que suponía pagar casi dos euros por un billete sencillo en el trayecto más corto, que dura cinco minutos; y para el trayecto más largo, entre Alcolea y Villarrubia, casi tres euros. De momento, se sigue pagando exactamente lo mismo. El Ayuntamiento ha aprobado en Pleno, eso sí, destinar 7.000 euros para poder rebajar las tarifas a la espera de que Renfe tome cartas en el asunto.

El debate sobre lo idóneo del servicio y su puesta en marcha, en cualquier caso, sigue sobre la mesa. El goteo de usuarios entre barriadas es más bien escaso, de 164 usuario diarios, y los autobuses de Aucorsa siguen siendo el transporte público elegido por la mayoría de los viajeros.

Todavía faltan, además, muchos proyectos en torno a este servicio. Por un lado, quedan dos paradas por hacer, la de Levante, en la avenida de la Igualdad, y la del Parque Joyero. La de Levante va algo más avanzada, ya que Adif ha adjudicado la redacción del proyecto.

Otra de las grandes demandas, quizá aún más histórica que un tren entre barriadas, es la conexión de la provincia con un tren que una Palma del Río y Villa del Río. Hace un año, durante la inauguración del Cercanías, la por entonces alcaldesa, Isabel Ambrosio, dijo que tenía “el convencimiento” de que la puesta en marcha del servicio entre barriadas era el primer paso para ampliarlo a la provincia, pero de momento no se ha avanzado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios