Educación

La bienvenida a la nueva normalidad del instituto

Acto de presentación a los alumnos de Bachillerato del instituto Medina Azahara. Acto de presentación a los alumnos de Bachillerato del instituto Medina Azahara.

Acto de presentación a los alumnos de Bachillerato del instituto Medina Azahara. / Juan Ayala

Los alumnos de Secundaria, Bachillerato y FP han tenido este martes una bienvenida atípica a sus institutos ya que estas primeras horas de toma de contacto han estado dedicadas a conocer los protocolos contra el covid-19 que han puesto en marcha en cada centro con las pautas dadas desde la Junta de Andalucía.

A lo largo de esta semana, los alumnos tendrán que asimilar que la nueva normalidad también ha llegado a sus institutos, de forma que tanto las entradas y salidas como las relaciones con sus compañeros y profesores serán diferentes.

Un total de 86.108 estudiantes de 614 centros docentes de la provincia han regresado a unos pasillos y unas aulas cuyo aspecto no es el de antes del confinamiento. Hay nuevos elementos que formarán parte de su día a día: señales de colores en el suelo, botes de gel hidroalcohólico repartidos por las estancias, carteles que indican el uso obligatorio de las mascarillas y, sobre todo, el mantenimiento de la distancia de seguridad entre personas, reflejado a simple vista en la disposición de los pupitres y sillas.

La vuelta a las clases no ha sido igual en todos los institutos ya que cada uno tiene potestad para decidir cómo se hace este proceso. Por esa flexibilización permitida por la Consejería de Educación, algunos han decidido citar a todos los alumnos, como en el instituto Fuensanta, en el que los jóvenes han entrado de forma escalonada para evitar aglomeraciones en la puerta; mientras que otros han apostado por dedicar cada día a un curso, como en el Medina Azahara.

En este último centro han sido los estudiantes de Bachillerato los primeros que han acudido a la presentación del curso 2020/21 en una jornada que se ha desarrollado con normalidad y en la que los profesores han explicado cómo va a ser la organización y la adaptación a las normas covid, según ha indicado su directora, Marisi López-Cózar. El resto de días, hasta el viernes, se irá recibiendo a los estudiantes por cursos.

Alumnos de Bachillerato del Medina Azahara hacen un recorrido en fila hasta su aula. Alumnos de Bachillerato del Medina Azahara hacen un recorrido en fila hasta su aula.

Alumnos de Bachillerato del Medina Azahara hacen un recorrido en fila hasta su aula. / Juan Ayala

"Vamos a acoger a los niños con mucha tranquilidad y en grupos reducidos, haciendo un simulacro de recorridos y explicándoles que tienen que cambiar la forma natural de estar y comportarse, porque lo que antes no era normal, ahora tiene que serlo", ha explicado la directora del Medina Azahara, que se ha convertido en el primer instituto público de la provincia en impartir Bachilllerato Internacional.

Precisamente los 30 alumnos de la primera promoción han conocido el centro, su funcionamiento y a algunos de los profesores que tendrán a lo largo del año escolar. En total serán 18 los docentes involucrados en esta modalidad de Bachillerato. "Tenemos mucha esperanza y mucha ilusión volcada en ellos", ha resaltado la directora.

En esta primera toma de contacto, los alumnos han preguntado "mucho" porque "es una situación totalmente nueva para ellos". Como es normal, "tienen muchas dudas", pero también "tienen mucha ilusión por volver", por lo que "se ven muy receptivos a cumplir lo que les estamos explicando", ha añadido López-Cózar.

A partir del lunes, el Medina Azahara abrirá sus puertas media hora antes del inicio de las clases para que los alumnos puedan llegar con tiempo. Además, entre las medidas que ha tomado el centro destaca el establecimiento de la enseñanza sincrónica a partir de tercero de ESO; esto es, en el aula estará la mitad del grupo, mientras que la otra mitad la seguirá online en directo y podrá participar de forma activa. Esto ha supuesto un "esfuerzo" a la hora de equipar al profesorado de recursos tecnológicos.

En el instituto Fuensanta la entrada ha sido escalonada, con profesores de guardia en la puerta para identificar a los estudiantes, y también se ha desarrollado sin incidentes, según ha explicado su directora, María de los Ángeles Baños. 

Los jóvenes han mostrado "bastante colaboración", lo que refleja sus ganas de volver a la rutina; y tendrán cuatro días para ir asimilando cómo serán las entradas y salidas, la plataforma con la que trabajarán, con quién saldrán al recreo e incluso cómo será el protocolo en caso de que haya que confinar a algún grupo. "Será como un entrenamiento", ha aclarado Baños. En su caso, están estudiando si seguirán en modelo de enseñanza asincrónica o será solo presencial.

En general, "responsabilidad" y "colaboración" son dos de los términos que más han sonado este martes en las aulas de Córdoba porque sin ellos los protocolos anticovid no funcionarán en este curso tan especial que comenzará de forma oficial el lunes.

Alumnos del instituto Góngora, organizados en filas en el patio del centro. Alumnos del instituto Góngora, organizados en filas en el patio del centro.

Alumnos del instituto Góngora, organizados en filas en el patio del centro. / Juan Ayala

Una responsabilidad de todos

La delegada de Educación, Inmaculada Troncoso, ha apuntado que, dentro de la complejidad, todo "está fluyendo con normalidad" en el inicio del curso en Secundaria y Bachillerato. En su opinión, hay que tomarse esta situación como una oportunidad de enseñarles a los chicos un ejercicio de responsabilidad, porque la responsabilidad tiene que ser de todos, no solo del centro". 

Por eso, los profesores tendrán que incidir "aún más si cabe" en la necesidad de seguir unos "hábitos de vida saludable", entre los que destaque la importancia de la limpieza, el lavado de manos y el uso de mascarilla.

Troncoso es consciente de que "estas edades son complicadas", pero "va a servirnos de oportunidad y hay que apelar también a la responsabilidad de las familias".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios