Córdoba

Una aplicación cordobesa de atención a personas mayores, entre las 12 más innovadoras del mundo

  • El sistema permite seguir la rutina de los ancianos en su domicilio a través del uso de los objetos cotidianos

Dispositivo de Beprevent Dispositivo de Beprevent

Dispositivo de Beprevent / El Día

La empresa cordobesa Beprevent ha sido seleccionada por el Mobile Word Capital entre las 12 propuestas más innovadoras del mundo en atención a las personas mayores, un problema demográfico que presentan muchos países. La compañía competirá con seis empresas estadounidenses, una británica, otra de Shanghái y tres españolas para la realización de dos proyectos pilotos durante seis meses junto con el Ayuntamiento de Barcelona.

Beprevent es un sistema inteligente, sencillo y no invasivo que permite estar informado en todo momento de las actividades que las personas mayores realizan, facilitando así su vida independiente y una mayor autonomía. Así, avisa de estas rutinas a través de una notificación en el teléfono móvil del familiar o cuidador gracias al uso de unos sensores adheridos a los objetos más utilizados de su hogar, de modo que los familiares pueden consultar en todo momento la actividad diaria del usuario.

La solución Beprevent se puede adquirir a través de la web (www.beprevent.es) por un precio que ronda los 300 euros (IVA incluido) y un servicio mensual de 4,95 euros. Consta de un dispositivo central que se encarga de procesar la información que registran las cinco etiquetas y se envía a través de la aplicación al teléfono móvil del familiar.

El funcionamiento de Beprevent es muy sencillo y se basa en tres elementos conectados entre sí que recogen la información: un dispositivo central, cinco etiquetas inteligentes y una aplicación móvil.

El sistema se activa cuando el usuario manipula uno de estos objetos etiquetados. Por ello, es importante seleccionar adecuadamente los objetos donde se van a colocar las etiquetas que servirán para hacer el seguimiento diario, como son los enseres de cocina, la ducha, las llaves, la caja de medicinas, etc.

Así, el sistema dota de inteligencia a cualquier objeto de uso cotidiano a través de sus etiquetas. Cada una de ellas, que se pueden colocar en multitud de elementos diferentes, va aprendiendo las rutinas y hábitos particulares de los usuarios. Cuando se registran las actividades, el sistema procesa y analiza la información y, en tiempo real, lo comunica a los familiares a través de una notificación en el móvil manteniendo la privacidad e independencia del usuario.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios