Patrimonio

El alminar se San Juan de Córdoba será visitable a partir del verano

  • La Asociación Centro Histórico de Córdoba ha luchado durante años por su reforma

Presentación de la restauración de la torre-alminar.

Presentación de la restauración de la torre-alminar. / El Día

El alminar de la Torre-Alminar de San Juan de los Caballeros será visitable a partir del verano con cita previa. Así se ha puesto de manifiesto durante la presentación de la restauración de este enclave,  inaugurando además en su exterior unos paneles explicativos sobre la historia del monumento y la intervención realizada.

Pese a su importancia histórica y patrimonial, y tras haberse mantenido en muy buen estado durante más de un milenio, la eliminación en 1927 de la capa de mortero que protegía la fachada de este edificio supuso su degradación progresiva, llegando incluso a producirse peligrosos desprendimientos de la parte superior. Para revertir esta situación la Asociación Centro Histórico de Córdoba ha luchado durante años por su restauración, y ha promovido un proyecto de colaboración público-privada que contempla también su estudio y difusión, con el apoyo académico de la Universidad de Córdoba y el económico de la Congregación de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús, el Ayuntamiento de Córdoba y la Diócesis de Córdoba.

En las intervenciones realizadas el edificio recibió un preciso y cuidadoso tratamiento en sus cuatro caras exteriores y en su desarrollo interior, respetando su imagen y materiales originales. Al interior se ha mantenido la estructura metálica del siglo XX que aseguraba la estabilidad del edificio, habilitando la escalera original y dotando de iluminación al monumento.

El acto ha contado con la asistencia del vicerrector de Cultura, Comunicación y Proyección Social de la Universidad de Córdoba, Luis Medina Canalejo; el delegado de Presidencia, Seguridad, Vía Pública y Movilidad del Ayuntamiento de Córdoba, Miguel Ángel Torrico Pozuelo; la hermana superiora de la Congregación Esclavas del Sagrado Corazón, Rosa María Molina Garicano, el profesor de Historia del Arte de la Universidad de Córdoba, Rafael Blanco Guzmán y el arquitecto encargado del proyecto, Francisco Javier Vázquez Teja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios