Tradición

Un acto de amor hacia el amigo más fiel

  • Decenas animales reciben en la parroquia de El Carmen de Puerta Nueva la bendición por la festividad de San Antón tras la recuperación de la tradición hace ahora tres años

Antonio José Ruiz bendice a los animales. Antonio José Ruiz bendice a los animales.

Antonio José Ruiz bendice a los animales. / Juan Ayala

Cloe es un cruce entre bichón maltés “y no sé qué otra raza”, detalla su dueña, Aurora Castro, un perro al que su anterior propietario iba a sacrificar “al ser un cruce y no de raza pura”. Su marido lo recogió salvándolo de una muerte segura “y es la alegría de nuestra casa”, cuenta Aurora mientras sostiene entre sus brazos a este perro que ya tiene siete años a la espera de que el sacerdote Antonio José Ruiz lo bendiga a las puertas de la iglesia del Carmen de Puerta Nueva.

Cloe, junto a otras decenas de animales, va a recibir la tradicional bendición por San Antón que Antonio José recuperó en El Carmen hace ahora tres años, tras llegar desde su anterior destino, Moriles. “Cada año hay más afluencia de mascotas. La gente tiene cada vez más mascotas, se preocupa por ellas y las ven como animales que les acompañan en sus vidas y que les hacen bien, y por eso las bendicen. Dios nos ha dado los animales para sentirnos acompañados”, cuenta el sacerdote.

Pendiente de organizarlo todo para que las decenas de animales que han acudido a la llamada por San Antón acaben bendecidos está el capataz del paso de la Hermandad de Nuestra Señora del Carmen de Puerta Nueva, Carlos Herencia, para quien “mi perrita [Dama, una fox terrier] es mi niña”. “Habrá personas que no entiendan lo que sentimos por nuestras mascotas y que digan que las tratamos como a personas, pero llegan a ser un componente más de la familia”, defiende. “A Dama nos la regalaron con dos meses, llevamos tres años con ella y estamos encantadísimos”, apunta Carlos, quien insiste en que “a la hora de hacerse cargo de una mascota hay que tener muy claro lo que es y que hay dedicarle todo el tiempo que necesita”.

También pendiente, en este caso de la faceta gastronómica de la cita está el hermano mayor de la Hermandad de Nuestra Señora del Carmen de Puerta Nueva, Juan Manuel Vargas. “Tras la bendición de los animales compartimos un arroz para fortalecer la convivencia entre el barrio y la Hermandad”, apunta. “Hemos recuperado esta tradición al igual que el domingo 3 de febrero, por la Candelaria, recuperaremos la costumbre de pasar a los niños por el manto de la Virgen”, detalla JuanManuel. “Esta recuperación de costumbres le da más vida al barrio”, añade.

“El Señor nos dio toda la creación para uso y disfrute nuestro siempre bajo la responsabilidad de nuestro cuidado... Nuestros animales de compañía son ese reflejo de la creación ...”, comienza el sacerdote la bendición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios