Gastronomía

A por el VI Califato

  • La cita culinaria vuelve a colocar a Córdoba como la capital del sabor por quinto año consecutivo

Kisko García prepara una de sus tapas. Kisko García prepara una de sus tapas.

Kisko García prepara una de sus tapas. / Jordi Vidal

El evento gastronómico Córdoba Califato Gourmet cerró ayer su quinta edición con gran éxito de público y con la vista puesta en el año que viene. De nuevo, una decena de chefs de reconocido y estrellado (Michelin) prestigio se han dado cita en una de las citas culinarias más importantes de España. Nacho Manzano (Casa Marcial), Fran Martínez (Maralba), Susi Díaz (La Finca), Ricardo Sanz (Kabuki), Mauricio Giovanini (Messini) y Elena Lucas (La Lobita) han sido los chefs que este año han visitado Córdoba para cocinar junto a los que nunca fallan: Celia Jiménez, Kisko García y Paco Morales, además del pastelero José Roldán.

Ayer tuvo lugar el segundo y último día del Califato Gourmet con la entrega de premios del Califato in the street, el show cooking y una nueva cena en el Círculo de la Amistad. Durante el anuncio de los premiados, el chef cordobés Paco Morales (Noor) señaló el nivel de calidad de los restaurantes presentados este año al concurso de tapas, un total de 37. Morales señaló su orgullo "como cordobés" del "nivel de implicación, pasión y ganas" que han puesto este año los hosteleros que han intentado buscarse un hueco en el Califato Gourmet del año que viene. Esos casi 40 establecimientos elaboraron, nada más y nada menos, que una media de 300 tapas en el primer día del evento. Pero no todos pudieron ganar. En este caso, los tres premiados por el jurado de cocineros fueron los restaurantes Bocaito andalusí (pastela), Kurtuba (pastela moruna de ave) y Casa Mazal (confitura de cordero con frutos secos); el público, por su parte, reconoció a Patio de la Judería (trampantojo de Ferrero Rocher), Macsura (canelón de rabo de toro) y La Siesta (cordero halifat). Todos ellos ganaron un diploma y una chaquetilla de chef, además, Cruzcampo, patrocinador de la cita junto a Makro, reconoció la receta de Macsura por ser el mejor plato que marida con su cerveza especial. El premio en este último caso es una cena en el restaurante El Choco de Kisko García.

Y tras los premios, más gastronomía. El Círculo acogió el show cookingoficial del Califato Gourmet en el que participaron los diez chef de esta edición y los restaurantes ganadores del Califato in the street del año pasado. Un gran número de personas se dio cita en este almuerzo de sabores y experiencias donde además Covap colaboró con un cortador de jamón. Carne, como la que contenía el Bocadillo 33 de Cocina 33, pescado, como la receta de Celia Jiménez (mazamorra incluida) e incluso postre, como el pan con chocolate (reinventado) de José Roldán compusieron un menú donde más de uno no podía quedarse con una receta favorita (lo que obligó a agotar la tarjeta de tapas).

Y tras el obligado descanso, una nueva cena. Tras el gran acogimiento a la cena del lunes, especialmente a la elaborada por Elena Lucas, Celia Jiménez y Susi Díaz, le tocó el turno a Mauricio Giovanini, Ricardo Sanz y Paco Morales. Los tres cocineros elaboraron un menú de seis platos (dos entrantes, tres principales y un postre) que además sirvieron como homenaje a Medina Azahara.

Y así cerró el Califato Gourmet una nueva edición, consiguiendo la consolidación y con aspiración a más. Ahora toca esperar un año para conocer el nuevo cartel de artistas gastronómicos que harán de Córdoba el epicentro de los sabores un año más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios