Córdoba

La UCO incorpora la figura del alumno mentor en su plan de Acción Tutorial

  • El estudiante apoyará a los jóvenes de nuevo ingreso, un mínimo de tres y un máximo de cinco, a lo largo de todo el curso

Alumnos de la Facultad de Derecho de la UCO. Alumnos de la Facultad de Derecho de la UCO.

Alumnos de la Facultad de Derecho de la UCO. / el día

Ofrecer apoyo e información sobre los servicios y actividades que oferta la Universidad de Córdoba (UCO) y sus centros, facilitar el desarrollo de habilidades y estrategias de aprendizaje, asesorar a los estudiantes en sus decisiones a nivel formativa o colaborar en la resolución de conflictos académicos-personales. Éstas son algunas de las tareas asignadas a los estudiantes mentores en el seno de la UCO para los alumnos de nuevo ingreso, una figura creada dentro del Plan de Acción Tutorial, cuyo nuevo reglamento aprobó la institución académica en su último consejo de gobierno. A su cargo, este alumno tendrá a un mínimo de tres y un máximo de cinco estudiantes. Eso si, quien quiera convertirse en alumno mentor, ha de cumplir dos requisitos: estar matriculado en segundo curso y tener superado el primero completo.

Pero, ¿cómo es eso de convertirse en alumno mentor en la UCO? Pues, según el reglamento del Plan de Acción Tutorial, para ello la propia institución organizará antes de que concluya el próximo mes de septiembre una sesión informativa para dar a conocer el mismo. Quien quiera formar parte de este proyecto podrá inscribirse en el programa y, posteriormente -al igual que en el caso del profesorado-, será cada facultad o centro el que los seleccione; así empezará la actividad de ambas figuras, que se centrará en ayudar y resolver las dudas a los alumnos que por primera vez llegan a la institución académica.

El reglamento deja bien claro que cada estudiante mantendrá su relación con su mentor y su tutor durante el primer curso, mientras que en el caso de alumnos con necesidades educativas especiales, y a petición del mismo, la relación puede prolongarse hasta la finalización de los estudios. A lo largo del curso, el profesor-tutor organizará un mínimo de tres reuniones cada curso: una primera toma de contacto, otra al final de primer cuatrimestre y otra al final del segundo.

Al detalle, el plan de Acción Tutorial establece las necesidades que puede presentar el alumno de nuevo ingreso durante el primer año, que van desde la adaptación al nuevo entorno universitario durante el inicio del curso a, por ejemplo, en el mes de noviembre a desarrollar estrategias de aprendizaje adecuadas. Planificar la convocatoria del primer cuatrimestre es una de las cuestiones a resolver en el mes de diciembre, mientras que en febrero -según la UCO- una de las necesidades que se le puede plantear a los estudiantes es la de reconducir la planificación del curso en caso de que los resultados no hayan sido los esperados. Para los meses de junio y julio, por su parte, los tutores y alumnos mentores tendrán que hacer frente a la evaluación general del rendimiento del alumno con el que hayan trabajado, y prestarle su apoyo en la planificación de la convocatoria de septiembre -siempre que se de el caso- o del siguiente curso.

Por cierto, que los estudiantes mentores de la UCO contarán con un reconocimiento de dos créditos, previo informe final y haber recibido el visto bueno del coordinador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios