Córdoba

Torrijos abre sus puertas tras una espera de más de un lustro

  • El Palacio de Congresos acoge hoy su primera cita, Biocórdoba, después de permanecer sin actividad desde 2013

Aspecto que presentaba la semana pasada el remodelado Palacio de Congresos. Aspecto que presentaba la semana pasada el remodelado Palacio de Congresos.

Aspecto que presentaba la semana pasada el remodelado Palacio de Congresos. / juan ayala

Fue en 2013 cuando la Junta de Andalucía cerró el Palacio de Congresos de la calle Torrijos para su reforma. Han pasado desde entonces cinco años, un tiempo en el que se han sucedido demasiadas complicaciones administrativas que han provocado que la capital dejara de ser un foco para la celebración de congresos y que el sector alertarse de las más que cuantiosas pérdidas que ha generado estas obras, unos 17,5 millones de euros al año.

Fue en el verano de 2013 cuando arrancaron los primeros trabajos y la normalidad parecía rodear la actuación. De hecho, en marzo de 2014 acabó la instalación del llamado Patio Azul del inmueble. Sin embargo, la constructora solicitó una prórroga el 5 de diciembre de 2014, que le fue concedida hasta el 30 de enero de 2015. No obstante, el 27 de enero volvió a solicitar una nueva ampliación que, al igual que la anterior, se le concedió hasta el 30 de marzo de hace ahora más de cuatro años. En este periodo, las obras estuvieron prácticamente paradas. El 14 de abril, Aldesa volvió a solicitar a la Junta una tercera prórroga, que se le aprobó hasta el 30 de mayo y, nuevamente, volvió a incumplirla. La Administración autonómica acordó entonces a finales de julio rescindir el contrato con la empresa. Entre los ejercicios de 2015 y 2016 apenas se realizaron actuaciones, hasta que en octubre del 2016 la Junta anunció que iban a comenzar a trabajar en los pliegos que permitirían entonces la nueva adjudicación de las obras de rehabilitación y reforma del espacio de la calle Torrijos. Y, así, entre demora administrativa y percances y retrasos, la obra -la primera fase- se ha prolongado hasta hace poco más de una semana y su coste ha sido, hasta la fecha, de 5,3 millones de euros.

Tal y como ya advirtió Juan Salado, responsable de la empresa Palacio de Congresos de Córdoba SL, firma que compone junto a Marva SA la UTE a la que la Junta de Andalucía le ha adjudicado la gestión del edificio, los tres primeros años de esta reapertura "van a ser duros a nivel congresual", ya que estas citas se proyecta con mucho tiempo por parte de las empresas organizadoras y Córdoba ha estado fuera de juego durante todo este tiempo. En concreto, la concesión a la citada UTE se llevará a cabo en dos fases. La primera está centrada en la obra terminada, es decir la primera fase las obras y que pone en uso aproximadamente el 50% del Palacio Congresos; la iglesia de San Sebastián, Patio Azul, Sala Hernán Ruiz, Sala Averroes, Sala Luis de Góngora; Sala Pablo Céspedes, Adarve y el salón de actos, un espacio con capacidad para 759 personas. El total del aforo en esta primera fase incluyendo el salón plenario y las salas asciende a 922 plazas.

A fin de cuentas, Torrijos abre hoy parte de sus puertas para albergar la feria de productos naturales Biocórdoba, que contará, además, con la presencia de unas 80 empresas del sector. Durante la muestra se van a impulsar encuentros entre profesionales de distintos países con productores ecológicos andaluces, en formato B2B, con el objetivo de mostrar la realidad del sector agroalimentario ecológico andaluz y promover oportunidades de negocio. Esta misión internacional de empresas de compra y distribución, organizada en colaboración con Extenda, ha conseguido atraer a 24 compradores internacionales de 12 países, entre ellos, Alemania, Bélgica, Brasil o Estados Unidos, que es el país que más compradores envía, con siete empresas representadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios