Córdoba

El Reina Sofía obtiene el sello de Centro Mentor Contra el Dolor

  • El Hospital recibe un distintivo que lo sitúa como referente andaluz en el área de cuidados paliativos

Una parte del equipo médico de la Unidad de Cuidados Paliativos del Reina Sofía. Una parte del equipo médico de la Unidad de Cuidados Paliativos del Reina Sofía.

Una parte del equipo médico de la Unidad de Cuidados Paliativos del Reina Sofía. / el día

La Unidad de Gestión Clínica (UGC) de Cuidados Paliativos del Hospital Universitario Reina Sofía es la primera de esta especialidad en Andalucía que obtiene la distinción de Centro Mentor contra el Dolor. Se trata de una calificación que destaca a esta unidad como centro de referencia dentro los centros del Sistema Sanitario Público Andaluz y lo convierte en modelo a seguir por otras unidades semejantes que quieran abordar la atención al paciente oncológico y no oncológico con dolor de igual forma.

Hasta la fecha, según la Junta de Andalucía, la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía no ha otorgado esta calificación a ninguna unidad de la provincia y en la comunidad sólo existen ocho distintivos como centro mentor por las actuaciones para el manejo de pacientes con dolor -tres en crónico, tres en urgencias, uno en perioperatorio y otro asociado a procedimientos-.

Esta distinción se suma a la reciente acreditación de esta unidad como Centro contra el dolor crónico, lo que ha supuesto la evaluación de 57 recomendaciones elaboradas por un comité técnico asesor y que abordan aspectos relacionados con la información que se proporciona al paciente sobre el abordaje del dolor; la formación de los profesionales; la evaluación sistemática del dolor; el tratamiento del dolor en el proceso asistencial; el seguimiento del paciente; el análisis de los márgenes de mejora y la estructura organizativa que favorece la atención al dolor.

El responsable de la Unidad de Cuidados Paliativos del hospital, Antonio Llergo, destacó que "el resultado de esta distinción obedece al esfuerzo diario por parte de todos los profesionales de este equipo para mejorar la calidad de vida de los pacientes en situación terminal, en este caso, mediante prácticas implantadas para el abordaje del dolor en estos pacientes". En cuanto a las cifras, el pasado año un total de 984 cordobeses recibieron atención de los profesionales de la Unidad de Cuidados Paliativos. Además, se contabilizaron 2.894 visitas de pacientes a domicilio.

Los problemas oncológicos representan alrededor del 84% de los casos atendidos y, en el resto de las situaciones, las causas son demencias, la Enfermedad Lateral Amiotrófica (ELA) e insuficiencias cardiacas y hepáticas, entre otras. Los tumores de pulmón, colorrectal y de páncreas y vías biliares figuran entre las patologías oncológicas más frecuentes en estos enfermos.

Los profesionales de esta unidad reciben para su atención a pacientes que llegan desde otras especialidades o desde Atención Primaria, cuando su médico entiende que se encuentra en situación terminal con enfermedad avanzada y sin posibilidades de curación. Cuando los profesionales de paliativos reciben una petición hacen una valoración integral del paciente y su familia.

La función de los profesionales que trabajan en paliativos es la de favorecer que los pacientes que se encuentran en la última etapa de su vida la vivan con dignidad, tratando de conseguir que llegue al final sin sufrimiento insoportable, así como conservar la capacidad para transmitir los afectos en los últimos momentos y ofrecer al paciente la posibilidad de tomar decisiones respecto del cuerpo y la propia vida, bajo el respeto de sus convicciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios