• La Unidad de Actividades Motivacionales del Materno-Infantil se adapta a la pandemia proponiendo diferentes actos en formato virtual

  • Solo Mamá Noel y sus ayudantes han entrado en el edificio encarnadas en profesionales del centro

Fiestas navideñas

Navidad en el Reina Sofía: cómo llenar de ilusión a los niños hospitalizados

Mamá Noel y sus ayudantes entregan regalos a los niños hospitalizados. Mamá Noel y sus ayudantes entregan regalos a los niños hospitalizados.

Mamá Noel y sus ayudantes entregan regalos a los niños hospitalizados.

Escrito por

· Ángela Alba

Redactora

Cuando se es niño, la Navidad significa ilusión, magia, luces, adornos y también regalos. Sin embargo, si hay que pasar estas fiestas hospitalizado por problemas de salud, es necesaria una dosis extra de entusiasmo para que el ánimo no decaiga. De eso se encarga la Unidad de Actividades Motivacionales del Hospital Reina Sofía, que trabaja para procurar que los pequeños ingresados en el Materno-Infantil se sientan más cómodos y desdramaticen el difícil momento por el que están pasando.

Esta unidad se puso en marcha en el año 2000 y fundamentalmente consiste hacer partícipes a los niños de una serie de actividades lúdicas, didácticas y de entretenimiento que se personalizan al máximo. Teatro, talleres, visitas de payasos y magos, cuentacuentos, encuentros con la Policía y los Bomberos y reparto de juguetes en Navidad son algunos de los actos que se suelen programar. Sin embargo, con la pandemia del covid-19, la entrada de personas del exterior ha quedado vetada, por lo que ha habido que darle una vuelta a la forma en la que se debían desarrollar estas iniciativas.

Para estas navidades, por ejemplo, se han mantenido prácticamente todas las actividades, pero de forma diferente. "Nos hemos adaptado a la nueva realidad", señala la responsable de la Unidad de Actividades Motivacionales del Hospital Reina Sofía, Ana Calvo. Las instituciones y profesionales que habitualmente colaboran han podido participar, aunque sin entrar en el centro sanitario: han donado los juguetes, se han hecho una foto con ellos en la puerta del hospital y después el personal de la unidad ha desinfectado los paquetes antes de repartirlos entre los niños.

Este año la sociedad cordobesa ha sido muy generosa y han recibido más donaciones

El mundo virtual está manteniendo viva una gran parte del espíritu navideño en el Materno-Infantil, de forma que las actividades sean interactivas y no un mero vídeo para que, por ejemplo, "los bomberos y los policías puedan hablar con los niños y que les digan cosas". Tan solo Mamá Noel y sus ayudantes han podido entrar este año en el Materno-Infantil, pero lo han hecho encarnadas en algunas de las profesionales de esta unidad, mientras que los Reyes Magos serán virtuales. Debido a la buena respuesta que están teniendo estas propuestas online, los responsables del área plantean que, cuando la pandemia pase, este tipo de iniciativas sigan teniendo cabida combinándose con las presenciales.

El objetivo es "que la ilusión no nos falte", señala Calvo. Es más, este 2020 han recibido muchos más juguetes y otras donaciones que en años anteriores "para que a los niños no les falte de nada". "Es sorprendente cómo responde la sociedad cordobesa en esta etapa tan dura que estamos viviendo", indica la responsable de la unidad.

El voluntariado, que era uno de los pilares de estos programas, ni nadie ajeno al hospital puede ahora entrar en el centro por orden de la Consejería de Salud por la seguridad de los pacientes frente al covid-19. Tan solo el de Cruz Roja Juventud está haciendo una actividad virtual de forma muy puntual.

Un pequeño ingresado habla con los bomberos a través de una tableta. Un pequeño ingresado habla con los bomberos a través de una tableta.

Un pequeño ingresado habla con los bomberos a través de una tableta.

"Los niños echan de menos la presencia física, por ejemplo en los actos que organizamos con los bomberos, porque les gusta hacerse fotos con ellos, que les pongan el casco… Lo que quieren es tocar y sentir, pero no puede ser", explica Ana Calvo. Sin embargo, los pequeños pacientes "se lo están tomando mejor que nosotros" y es más, "son muy agradecidos y se adaptan totalmente a la realidad que tenemos hoy día". Todos los niños ingresados en el hospital -entre 40 y 50, y de ellos una docena son bebés- participan en estas actividades.

Este año ha habido "más donaciones que nunca", entre otras, de la Fundación Aladina, Juegaterapia, Crocheteras solidarias, Fundación Pequeño Deseo y Sonrisa de Lunares. También ha habido una zambomba navideña virtual a cargo de la Escuela Flamenca Lola la de los Lunares y La Banda de Canal Sur, que suele ir todos los años, les ha enviado un vídeo a los niños.

Por otro lado, Bomberos Unidos sin Fronteras, el Consorcio de Bomberos y el cuerpo de Bomberos del Ayuntamiento de Córdoba han donado juguetes y hecho directos con los pequeños hospitalizados, como simulacros lanzando espuma. Todas estas iniciativas las ven a través de unas tabletas que se les proporciona desde el centro sanitario previamente desinfectadas.

Donación de juguetes por parte de Sonrisa de Lunares. Donación de juguetes por parte de Sonrisa de Lunares.

Donación de juguetes por parte de Sonrisa de Lunares.

Pepe Reina ha enviado sus clásicos balones de fútbol firmados y también han donado juguetes algunas madres de niños que han pasado por el Materno-Infantil. La Estepeña y La Flor de Rute han alegrado las navidades con sus dulces y Pastelería Roldán ha hecho galletas para todos los pacientes del área Infantil. Y, como broche final, los Reyes Magos llegarán desde el Club Aeronaútico de Córdoba de forma virtual. Se han suprimido pocas cosas, entre ellas el concurso de dibujos navideños y los talleres.

Además, este año, como novedad, el Reina Sofía ha estrenado un alumbrado a cargo de Iluminaciones Ximénez y también se ha colocado el Árbol de la Esperanza, del que cuelga un arcoíris coloreado por niños del hospital y alumnos de diferentes colegios.

"Somos un hospital abierto y nos gusta que participe toda la sociedad cordobesa", manifiesta Calvo, que lleva ocho navidades vividas en el Reina Sofía "con mucha ilusión". Esta educadora social confiesa que se transforma en niña en estas fechas y disfruta "muchísimo": "Ellos están encantados de recibir regalos y yo estoy encantada de entregárselos". También destaca el agradecimiento que sienten las familias al ver a sus hijos ilusionados e insiste en la importancia de "cuidar también a esos papás y mamás que están allí todo el día".

"Llenarlos de regalos y actividades es lo máximo que podemos ofrecerles para que su estancia en el hospital siga siendo lo más amena posible y que se olviden de dónde están transformando todo con el ambiente navideño", puntualiza esta profesional.

Un niño habla con los bomberos con un casco puesto. Un niño habla con los bomberos con un casco puesto.

Un niño habla con los bomberos con un casco puesto.

Aparte de la programación navideña, el resto del año hay terapia canina -una de las actividades que más gustan- los superhéroes, musicoterapia, payasos de la Fundación Theodora y Pepelu de Lucena, actividades lúdicas, se celebran los cumpleaños de estos pacientes y el Ratoncito Pérez sigue viniendo cada vez que se cae un diente. "Las instituciones siempre se ofrecen y nosotros encantados de hacer actividades para los niños", manifiesta la educadora social. Además, hay que prestar una especial atención a los pacientes con ingresos de larga duración, que por suerte son una minoría, y personalizarles cada iniciativa "porque son los que más lo necesitan".

Uno de los proyecto que hay previstos para 2021 es la realización de talleres de cocina en colaboración con la Unidad de Seguridad Alimentaria del hospital para que los pequeños aprendan a comer de forma saludable de forma divertida.

Por otro lado, Calvo colabora con la Universidad de Córdoba (UCO) y desde hace tres años es tutora de prácticas de estudiantes de Educación Social. Este curso las alumnas no han podido ir al hospital debido al covid, pero desde la UCO le propusieron que las asesorara de forma online y han llevado a cabo un trabajo de intervención en adolescencia, un campo muy amplio por trabajar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios