EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Córdoba

El Materno atiende un 14% menos de partos que hace una década

  • El retraso de la maternidad y las consecuencias de la crisis en las economías familiares son los factores más importantes para la bajada

  • Desde 2006 el hospital ha asistido 43.298 nacimientos

El Hospital Materno del Reina Sofía ha atendido en la última década un 13,9% menos de partos, pasando de los 4.138 de 2006 a los 3.563 del pasado año. La disminución ha sido de forma progresiva y se debe, fundamentalmente, a factores sociales. La jefa de Obstetricia y Ginecología del Reina Sofía, Ana Ortiz Minuesa, explica que al incorporarse al mercado de trabajo, la mujer retrasa la maternidad, lo que implica más dificultades para quedarse embarazada ya que a partir de los 35 años disminuye de forma importante la fertilidad. Además, esto supone que muchas parejas tengan un solo hijo (descenso de la natalidad). La media de edad de las pacientes que dan a luz en el Reina Sofía se ha incrementado de forma progresiva y en 2016 era de 31 años.

Por otra parte, Ortiz apunta que la llegada de la crisis también ha sido un factor destacado para el descenso del número de partos. "Los embarazos cada vez se planifican más y una pareja con pocos recursos económicos se plantea menos tener descendencia". A esto hay que añadir la decisión de muchas mujeres de dar a luz en hospitales privados.

Desde 2006 al pasado año, el Materno ha asistido 43.298 alumbramientos. La cifra más alta se dio en 2008, con 4.389 nacimientos contabilizados.

Respecto a partos complejos o no eutócicos, las cesáreas representaron un 20% de los asistidos en el Materno mientras que los que requirieron ayuda a través de instrumental (fórceps, ventosas o espátula) fueron un 15%. Por otra parte, de los 3.563 nacimientos del pasado año, 82 fueron múltiples, lo que supone un 2,3% (de éstos, tres fueron de trillizos), mientras que 337 fueron prematuros (el 9,45%). Del total de 2016, 1.744 de las embarazadas esperaban a un primer hijo, es decir, un 48,9%, prácticamente la mitad de las asistidas.

La media de edad de las mujeres que dan a luz en el Reina Sofía es de 31 años

Además de embarazos (obstetricia), en el Materno se realizan todo tipo de intervenciones ginecológicas, las referentes al aparato reproductor: desde las menos complicadas como extirpar un quiste simple de ovarios hasta las más complejas como las cirugías del cáncer ginecológico, "que en un porcentaje elevado hacemos mediante laparoscopia", indica la doctora Ortiz.

Casi un 70% de las intervenciones que se realizan en este área se hacen con esta técnica mínimamente invasiva. Con ella se llevan a cabo todo tipo de operaciones: extirpaciones de úteros (histerectomía) tanto por vía abdominal como vaginal, extirpaciones de ovarios, patologías de la vulva y endometriosis. En esta última cirugía "hay que ser lo más conservador posible porque muchas de estas mujeres tienen problemas de fertilidad e interesa preservar el ovario en la medida de lo posible porque así las posibilidades de conseguir un embarazo en un futuro serán mayores". Por otra parte, se realizan intervenciones de suelo pélvico como prolapso e incontinencia.

La jefa de Obstetricia y Ginecología del Reina Sofía recuerda que en 2013 en el hospital se puso en marcha un plan de partos -impulsado por la Junta de Andalucía- que consiste en un documento en el que la mujer refleja cómo quiere que se desarrolle su proceso de alumbramiento. Esto es, la elección del acompañante, si desea analgesia epidural o no, si quiere participar en las decisiones durante el desarrollo del parto (que se le pida permiso para ponerle oxitocina, que no se le rompa la bolsa sin consultarla, etc), invitar a la pareja a que tenga una actitud más activa... Es decir, "se trata de que la mujer se involucre en todos los procedimientos que se hacen a lo largo del desarrollo de un parto", puntualiza Ortiz.

El primer año que se puso en marcha esta iniciativa, en 2013, se solicitaron 51 planes de parto, lo que supuso un 1,2% del total. Esa cifra se ha ido incrementando de forma que a 31 de octubre de este año ya suponen un 7,8%. Es decir, se ha septuplicado el número de mujeres que solicitan un plan de parto en el Reina Sofía.

En general, la mujer que hace este tipo de documento quiere dar a luz de la forma más natural posible. Sin embargo, "en el momento en el que se administra la analgesia epidural ya no podemos hablar de un parto totalmente natural porque hemos intervenido los profesionales de la unidad", aclara la doctora Ortiz. Al respecto, en 2016 se realizaron un 62% de analgesias epidurales, mientras que este año el porcentaje ha subido hasta un 73,4% (a 31 de octubre). La alternativa a la epidural es la administración de óxido nitroso.

En el alumbramiento eutócico la gestante puede elegir la postura. Lo más clásico es la postura ginecológica (tumbada) pero cada vez se elige más hacerlo en cuclillas o de pie. "Con las redes sociales todo el mundo tiene acceso a la información y está claro que una mujer embarazada es una mujer motivada; incluso se forman grupos de gestantes y puérperas para intercambiar experiencias", concluye la doctora Ortiz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios