Córdoba

La Junta premiará con más plantilla a los centros del plan de incentivos

  • Educación avanza que los profesores que se incorporarán el próximo curso lo harán de forma "prioritaria" en los colegios que aceptan el polémico plan de mejora

Comentarios 3

El Programa de Calidad y Mejora que la Junta de Andalucía ha puesto en marcha para evitar el fracaso escolar en los centros andaluces vuelve a encontrarse con el rechazo de un sindicato. A la polémica propuesta de la Administración autonómica de conceder hasta 7.000 euros a los profesores que consigan aumentar el nivel de su alumnado -una medida que ha dividido a los docentes-, se une una nueva crítica del CSI-CSIF. En esta ocasión, el sindicato ha alertado de la iniciativa de la Consejería que consiste en que el aumento de la plantilla en 3.269 docentes -lo que se traduciría en la provincia en algo más de 300 profesores- se efectúe "con carácter prioritario sobre aquellos centros que se acogen a la Orden por la que se regula el Programa de calidad y Mejora de los Rendimientos Escolares en los Centros Docentes Públicos". Según la Junta, que ayer hizo pública esta decisión en la web de Educación, con esta medida se pretende "poner al servicio" de estos colegios "un elemento de ayuda para consecución de los objetivos establecidos", una decisión que ha propiciado el rechazo del sindicato CSI-CSIF, quien ha pedido, además, la "urgente rectificación" de la Consejería de Educación.

Según el colectivo, la medida "vulnera los fines con los que se introdujo en el acuerdo" del plan, que además no se ha tratado en el proceso de negociación, en el que tienen la palabra tanto la Consejería como las algunas organizaciones sindicales. Para CSI-CSIF, eta medida es "falaz y absurda" y, "para colmo" se da a conocer cuando muchos claustros ya se han pronunciado sobre su adhesión este plan "sin poder valorar este nuevo factor".

La decisión de aumentar la plantilla en los centros acogidos al plan de mejora, según el sindicato, deja fuera otros criterios "perfectamente válidos" para aplicarlo como son la garantía de la igualdad de oportunidades, la compensación educativa y la mejora del servicio en las zonas deprimidas o la atención a la necesidad de los centros. Estas razones han propiciado que el CSI-CSIF vaya a "proceder judicialmente" contra esta medida.

La decisión del plan de mejora que más polémica ha suscitado entre el colectivo docente es la de incentivar económicamente a los profesores que se adhieran al programa y que cumplan sus objetivos. El primer año cada profesor recibirá una compensación de 600 euros. El incentivo será de 1.200 euros al año siguiente, mientras que antes de que concluya el tercer curso la cuantía será de hasta 1.800 euros. La Junta entregará hasta 3.000 euros, según la fórmula establecida en la orden el último año del programa y en un único pago, pero siempre y cuando el centro y los profesores superen las metas propuestas. Cada colegio podrá presentar su propio plan, aunque este deberá contar con el beneplácito del claustro. En cualquier caso, Educación no emitirá una resolución con los centros que se han acogido al proyecto antes del 15 de junio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios