Vuelta al cole

Apenas el 40% de los centros educativos de Córdoba contarán con docentes de refuerzo en el nuevo curso

Estudiantes en el pasillo de un centro educativo. Estudiantes en el pasillo de un centro educativo.

Estudiantes en el pasillo de un centro educativo. / El Día

El curso escolar 2021-2021, el de mayor incertidumbre de los últimos años debido al avance de la pandemia de covid-19, arrancará el próximo 10 de septiembre en Infantil y Primaria. El temor a los contagios es máximo en el clima reciente de brotes continuos en la provincia, y la inquietud se expande entre las familias y la comunidad educativa conforme avanza la cuenta atrás. La delegada de Educación, Inmaculada Troncoso, ha desvelado este lunes cómo será ese regreso a las aulas en los colegios e institutos de Córdoba, que incluirá un refuerzo de 305 docentes.

Teniendo en cuenta que en la provincia hay 791 centros lectivos, la cuenta es clara: apenas el 40% verá incrementada su plantilla. Esto imposibilita por completo el desdoble de aulas que demanda parte de la comunidad educativa para que las garantías de seguridad sean máximas. En concreto, se contratará a 123 maestros de Primaria y a 182 profesores de Secundaria, así como a 13 monitores de Educación Especial, los denominados petis.

Los criterios de la Consejería para conceder o no refuerzos son los siguientes. A aquellos centros de Primaria con más de 20 alumnos por aula, y entre cinco y diez grupos, llegará un maestro; si tienen entre 11 y 15 unidades, dos profesores; entre 16 y 23, tres docentes, y cuatro si superan las 24 aulas. En Secundaria, cuando haya más de 22 alumnos por grupo, y entre cinco y 10 grupos, el refuerzo será de un profesor del ámbito sociolingüístico y otro tecnológico; entre 11 y 15 grupos, habrá tres refuerzos (dos sociolingüístico y otro tecnológico), y para 16 ó más aulas, dos de cada disciplina. En la actualidad, la ratio es de 25 alumnos en Primaria y 30 en Secundaria.

La delegada de Educación ha explicado que quedará al arbitrio de los directores cómo se distribuyen estos refuerzos. Ha asumido, así, que en determinados casos se podrán desdoblar clases, mientras que en la mayoría de las ocasiones servirán para el refuerzo inclusivo, con dos docentes por clase. Esto "puede venir muy bien para los alumnos con especiales dificultades de aprendizaje o para solventar los desniveles del anterior periodo no presencial". "Los centros tienen total flexibilidad", ha explicado.

Inmaculada Troncoso ha incidido en que "si algo ha quedado patente durante el confinamiento, ha sido la necesidad de presencialidad". "Es imprescindible, porque es la única y mejor manera de prevenir desigualdades y porque el contacto entre alumno y profesor enriquece en todos los sentidos. Es necesario recuperar la docencia directa", ha explicado. Para tranquilizar a las familias, ha puesto como ejemplo las "pruebas de fuego" que se han desarrollado en meses pasados, como la Selectividad, en la que participaron 4.000 alumnos y 240 profesionales sin que se produjeran contagios, o el programa de refuerzo estival, con 794 alumnos y 147 docentes en 25 centros, también sin problemas.

Plan de limpieza con 176 profesionales extra

A partir del 10 de septiembre, y para que las garantías sanitarias sean máximas, también se reforzará la limpieza, que es otra de las mayores preocupaciones de la comunidad educativa. Así, la Consejería contratará a un efectivo más en los centros con menos de 500 alumnos, y a dos para los de más 500 estudiantes. Los contratos serán de seis horas diarias en turnos de mañana. Este plan supondrá contar con 176 profesionales de limpieza extra. Si en Córdoba hay 791 centros lectivos, también esta cuenta es clara: apenas habrá un refuerzo real en el 23% de los colegios.

La higiene y la sanidad individual también se han cuidado en esta vuelta al colegio. En concreto, se distribuirán 400.000 mascarillas al mes en los colegios cordobeses y 38.000 litros de gel hidroalcohólico. En el regreso a las aulas también serán claves los test PCR: se realizarán 14.000 test a todo el personal de la escuela pública y la concertada antes de su incorporación.

En cuanto a los recursos tecnológicos, Troncoso ha incidido en que Educación quiere anticiparse a una posible situación con clases no presenciales, por lo que habrá una dotación extraordinaria con una inversión total de 140 millones y 150.000 dispositivos digitales para el conjunto de los docentes andaluces. Ha dicho que puede ser una "muy buena oportunidad para explorar nuevas metodologías y para impulsar el aprendizaje tecnológico".  Para apoyar esto, habrá una "conectividad al 100%" con fibra en todos los rincones de Andalucía y se firmarán convenios con Microsoft y Google.

La responsabilidad será "colectiva"

La responsable provincial de Educación ah insistido en que la responsabilidad será "compartida" en el nuevo curso, por lo que es "imprescindible" que los centros elaboren un "documento covid" con un protocolo preciso de actuación en el caso de contagios. También ha apelado a la "participación, diálogo y compromiso, con independencia de las distintas visiones ideológicas", para que el curso avance con la máxima normalidad en este clima de incertidumbre. 

Para ello, ha insistido, "se hace necesaria más que nunca la coordinación entre administraciones y entre los órganos de los centros". Ha dejado claro, en este sentido, que la responsabilidad en caso de infecciones de SARS-CoV-2 "no va a ser de los centros". Así, ante sospechas de síntomas, habrá una figura de enfermero de enlace y será la autoridad sanitaria quien determine la suspensión de la actividad lectiva. "Un profesor no es sanitario, y eso hay que recalcarlo, aunque muchas veces hemos ejercido como tal", ha reivindicado la delegada. Educación aún desconoce cuántos enfermeros de enlace actuarán en la provincia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios