Inicio del curso escolar

Educación aprueba 122 obras en centros para adaptarlos a la realidad del covid-19 en Córdoba

  • Las actuaciones incluyen desde la adecuación de los patios de recreo a la de construcción de nuevas aulas

  • Los proyectos tienen que estar concluidos antes del 31 de diciembre de este año

Alumnos de un instituto de Córdoba durante una clase. Alumnos de un instituto de Córdoba durante una clase.

Alumnos de un instituto de Córdoba durante una clase. / Juan Ayala

La vuelta a las aulas está cada vez más cerca. Un regreso a los espacios docentes condicionado por la crisis del coronavirus y que les ha obligado a proponer obras -casi a marchas forzadas- para adaptar sus instalaciones a todas las medidas sanitarias establecidas y garantizar que se cumplen todas las normas establecidas.

Para ello, la Consejería de Educación ha destinado más de 2,3 millones de euros en obras que llevarán a cabo un centenar de centros educativos de la provincia de Córdoba; en este caso, institutos, residencias escolares, conservatorios elementales de música y escuelas oficiales de idiomas. Serán 122 las obras que se lleven a cabo y que, además, deberán estar listas antes del próximo 31 de diciembre.

Estas actuaciones forman parte del Fondo de Emergencia Social de la Junta de Andalucía y cada instituto ha podido presentar hasta dos proyectos, con un máximo por cada uno de 25.000 euros. Educación también ha informado ya a los centros que las cuantías concedidas se abonarán durante el mes de octubre.

Según la información a la que ha tenido acceso el Día, estas actuaciones van desde obras en accesos, cerramientos, fachadas y cubiertas, hasta la adecuación de las instalaciones sanitarias o de medidas de seguridad, además de la remodelación de espacios que se convertirán en aulas, que permitirán la que se mantenga la distancia de seguridad entre el alumnado y también el profesorado. El presupuesto máximo de cada una de estas obras no ha sobrepasado los 25.000 euros y cada centro podría ha podido presentar dos proyectos.

En el caso de la capital cordobesa, algunos de los institutos que han presentado estos proyectos son el Averroes, donde se llevará a cabo la adecuación de la antigua casa del conserje como aulas, mientras que en el Zoco -que ha presentado dos proyectos- también se adaptarán varios espacios para su uso como aulas de desdoble y, además, se crearán espacios multifunción, que podrán ser utilizados en cada uno de los talleres como almacén, aula de desdoble o vestuarios.

La cuantía consignada por parte del departamento que dirige Javier Imbroda, según la misma información, "pretenden contribuir al doble objetivo de aumentar la calidad del sistema educativo andaluz, mediante la mejora de las instalaciones de determinados centros docentes públicos, y dinamizar la economía local, de manera que se contribuya a una mejora sostenible y bien vertebrada territorialmente de la economía de Andalucía".

En el instituto Blas Infante, por su parte, se adaptará los aseos del profesorado y también se dividirá una de sus aulas más grandes para disponer de más espacios, mientras que en La Fuensanta -instituto que también llevará a cabo dos proyectos- se sustituirán las ventanas de aulas y talleres de los edificios 5 y 6 y, además, se arreglarán los voladizos de forjado y canalones de los edificios 1, 2 y 3.

Mientras, en el instituto Tablero contará con un nuevo acceso al centro, y en el Gran Capitán se llevarán a cabo obras para la delimitación y el vallado para el acceso al centro por la puerta norte para el alumnado de primero y segundo de Secundaria. 

Otro de los centros docentes que ha presentado un proyecto y que ha conseguido la financiación es el Medina Azahara. En su caso, se va a construir una cubierta en la parte delantera del centro que permitirá definir "zonas de convivencia" en el instituto.

Obras en casi toda la provincia

La información a la que ha tenido acceso este periódico también desvela que la práctica totalidad de los institutos de la provincia van a llevar a cabo obras similares y con los mismos fines. Uno de ellos es, por ejemplo, el instituto Profesor Andrés Bojol de Puente Genil, en el que se va a adecuar un espacio inutilizado para mejorar las instalaciones del salón de usos múltiples y también se habilitará para el alumnado un acceso al centro alternativo al ya existente.

En Lucena, por su parte, en el instituto Marqués de Comares se van a pintar los exteriores e interiores "de edificios muy deteriorados" y se va a instalar señalética para la adecuación a las instrucciones por el covid-19, mientras que en el Sierra de Aras se va a construir en el patio una estructura cubierta a dos aguas que proporcione un espacio de resguardo del sol y la lluvia y utilizable para actividades exteriores.

Por su parte, en el instituto Fernando III El Santo de Priego de Córdoba, que ha presentado dos proyectos también, se va a sustituir la grifería en los servicios por dispositivos temporizados que hacen que sólo sea necesario tocarlos en el momento de pulsarlos, además de que se va a llevar a cabo la limpieza del terreno, movimiento de tierras, el hormigonado y establecimiento de las canalizaciones de agua correspondientes para las lluvias, y una pequeña caseta, tareas de terminación y pintura.

Mientras, en el instituto Los Pedroches, de Pozoblanco, se va a acometer la reforma de cinco cuartos de baño de la planta baja del centro debido al mal estado en el que se encuentran. En la comarca de la Vega del Guadalquivir, por su parte, el instituto Antonio Gala, de Palma del Río, se van a mejorar tres emplazamientos diferentes del centro: en la puerta principal de acceso, y en el acceso al aulario de Secundaria, así como la cubierta.

En el Florencio Pintado, de Peñarroya-Pueblonuevo, por su parte, se van a llevar a cabo obras adecuación de espacios para utilizar dos aulas más. Y en el Ulia Fidentia, en Montemayor, por su parte, se va a sustituir la pared que separa las dos aulas de cuarto de Secundaria por una mampara que permita conectar ambas aulas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios