Comercio | radiografía de cruz conde y las calles aledañas

Cruz Conde o el paraíso comercial perdido

  • Medio centenar de negocios del eje de Cruz Conde están cerrados

  • El descenso del consumo y el alto precio del alquiler son los motivos

Cruz Conde o el paraíso comercial perdido Cruz Conde o el paraíso  comercial perdido

Cruz Conde o el paraíso comercial perdido

Casi medio centenar de locales de Cruz Conde y calles aledañas se encuentran cerrados esperando un alquiler. En concreto, y según ha podido constatar el Día sobre el terreno, un total de 46 negocios mantienen el cartel de Se alquila. Cruz Conde ha sido tradicionalmente la arteria comercial de la ciudad, junto con Gondomar y Concepción. Pero la realidad es desoladora. Las cancelas cerradas, los escaparates turbios y los reclamos de alquiler, ya amarillentos por el sol del verano, se suceden uno tras otro no sólo en Cruz Conde, sino en las calles aledañas: Morería, Caño, Historiador Díaz del Moral, Eduardo Lucena... El hasta hace pocos años paraíso comercial de Córdoba va así camino de convertirse en un páramo.

Con su peatonalización, Cruz Conde alcanzó su mayor auge, una revalorización que las franquicias y los comercios locales no dudaron en aprovechar para disparar sus ventas. Pero hoy en día, la situación es muy distinta. En apenas 400 metros de longitud, los locales cerrados ascienden a 11, como es fácil comprobar al pasear por esta línea recta que articula parte fundamental de la vida de la ciudad. No obstante, hay pequeños destellos de futuro, y esta pasada semana pasada dos marcas abrieron sus locales: una heladería y la tienda de moda Silbon.

El motivo de esta crisis es uno: "El poco consumo que hay en Córdoba". Así lo resume el presidente de Centro Córdoba, Manuel Blasco, quien asegura que el único problema que se da en Cruz Conde es el mismo que repercute en la ciudad, un bajo consumo por parte del público. Esta situación es consecuencia principalmente de la tasa de paro en la provincia. "Los tres negocios con los precios más bajos son los que sobreviven. La gente antes buscaba calidad, y ahora lo que quiere es gastar el menor dinero posible", insiste Blasco.

Desde la crisis económica, el precio del alquiler de los locales ha descendido un 40%, según el presidente. Blasco afirma que todavía hay poca inversión, y "en cuatro meses se han ido cinco franquicias en Concepción".

Por otra parte, algunos de los comerciantes de la tradicional Cruz Conde aseguran que muchos colegas se han visto obligados a echar el cierre por la cifra astronómica de sus alquileres. Pagar un arrendamiento demasiado alto supone que los ingresos que genera un negocio tengan que ser destinados, en su mayoría, a los gastos del local, desde la luz hasta el alquiler, pasando por el sueldo de sus trabajadores. Y es que arrendar un local aquí oscila entre los 500 y los 10.000 euros mensuales, dependiendo de los metros que tenga el establecimiento en cuestión.

El Toril es un negocio familiar que va ya por la tercera generación. Fabricantes de calzado desde 1955, la tienda está afincada en Cruz Conde desde hace tres años. El motivo de su traslado no fue otro que la subida de la renta del alquiler. La trabajadora Luisa Castro asegura que hay bastante diferencia de clientela en Cruz Conde respecto a las calles perpendiculares: "Nosotros antes estábamos en San Miguel y el paso de la gente era la mitad del que hay aquí". Después de tantos años y con tantos locales cerrados en los alrededores, Castro asegura que la situación "asusta". "Todo el mundo se da cuenta de lo que hay", afirma.

Antonio Molina regenta el local más grande de Cruz Conde, la esquina del número 13. Este espacio se compone de 680 metros cuadrados, entre las dos plantas. En 2010, la antigua marca que disponía el inmueble aunó el espacio para convertirlo en uno solo, puesto que el lugar se componía de cinco locales pequeños más oficinas. El inmueble llevaba vacío un año y siete meses desde que su anterior inquilino echó el cierre.

Ahora, Silbon ha apostado por este espacio y el propietario por ellos. "Es una firma con las cosas claras, con solvencia y con un proyecto de futuro convincente", afirma Moreno. No todas las empresas que han querido hacerse con el local han podido convencer a su propietario. El dueño asume la "incertidumbre" que siente ante los cierres que se producen en Cruz Conde y asegura que el problema reside en la ciudad, no en la calle. "Córdoba es la ciudad andaluza con más paro y la economía de las familias es difícil. Esta situación repercute", asegura Moreno.

El pasado jueves se inauguró la tienda Silbon en este mismo local, el número 13 de Cruz Conde. Uno de los fundadores, Pablo López, afirma que ésta se ha convertido en "la tienda de sus sueños". Desde la marca consideran que la emblemática calle es la ubicación ideal: "Creemos que el local está en uno de los mejores tramos. Otro motivo fue la relación calidad precio, por suerte hemos dado con un local que estaba en muy buen estado con una superficie superior a los 500 metros cuadrados", afirma López. La marca masculina, que abrió su primer local en el 2010, prevé cerrar el 2018 con 19 tiendas físicas, una de ellas en París. Sus productos se basan en completar el armario masculino, aunque para esta nueva temporada han sacado una línea para los más pequeños, Silbon Kids. No obstante, a pesar de seguir con su proceso de expansión y con la apertura de las nuevas tiendas, el cofundador cree que cada día es más difícil atraer al consumidor. "Hemos notado que cuesta más llegar al cliente y todo esto viene motivado porque nos encontramos con una clientela muy enfocada al comercio on line a la que cada vez es más difícil atraer a tu punto de venta, sobre todo si no te conocen", afirma López.

El viernes de la semana pasada también se inauguró la nueva empresa que se atreve a abrir un negocio en Cruz Conde, la heladería Ice Wave. Este negocio es una cadena de helados y crepes calientes con receta propia. Un concepto innovador de inspiración asiática, que elabora el producto a mano, al instante. La idea surgió cuando el presidente de la marca se encontraba en Tailandia y observó como aquel modelo de negocio llamaba la atención entre los paseantes. El empresario no dudó en trasladar ese negocio a España y ahora, en concreto, está en Córdoba. Desde Ice Wave afirman que el departamento de expansión de la marca vio en Cruz Conde un lugar ideal: "Nos llamó la atención por su ubicación y su alto nivel de afluencia". La marca es de Palma de Mallorca, y desde ahí comenzaron la búsqueda. "Es complicado buscar sin visitarlo presencialmente, pero desde un primer momento las investigaciones que llevamos a cabo tanto on line como de gente que reside en la zona fueron tan positivas que no dudamos ni un instante ", recalcan.

Los dueños de los locales intentan salir adelante y buscan un proyecto que aúne solvencia y futuro. Dos aspectos muy difíciles dada la situación económica que atraviesa la ciudad. La economía de las familias no pasa por un buen momento y eso repercute en los comercios. Este motivo, junto con las elevadas cifras de los alquileres, ha obligado a casi medio centenar de negocios a cerrar. Los locales cordobeses de Cruz Conde se quedan grandes para los comercios locales y, a la misma vez, pequeños para las grandes marcas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios