Análisis

Córdoba vive la semana más dura de la crisis con 3.200 positivos y 25 muertes

  • La provincia ha pulverizado este domingo todos los datos de la pandemia con 726 contagios en un solo día, unos datos que llevan al abismo

Un joven se somete al test de antígenos en Vista Alegre. Un joven se somete al test de antígenos en Vista Alegre.

Un joven se somete al test de antígenos en Vista Alegre. / Juan Ayala

La provincia, con las manos atadas y los ojos vendados, avanza hacia el abismo. Córdoba cierra una semana en la que la crisis del coronavirus ha dejado registros nunca antes alcanzados y con la tasa por cada 100.000 habitantes disparada. Así las cosas, en apenas siete días se han contabilizado un total de 3.244 positivos en covid-19. El miércoles 28 de octubre fue el día en el que se anotaron menos contagios, con 201. Sin embargo, a medida que han ido pasando los días, las cifras han ido de mal en peor.

La cifra supera con creces el volumen de infecciones de la semana epidemiológica comprendida entre el 9 marzo y el 15 marzo, en la que se declaró el estado de alarma y supuso el inicio de un duro confinamiento. Según la estadística de la Consejería de Salud y Familias, Córdoba sumó en aquellas fechas un total de 211 contagios, mientras que esta pasada semana, fueron 3.244, un volumen sin parangón.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, decretó el 14 de marzo el estado de alarma, con el que limitó la circulación de movimientos de la población. Aquella semana era noticia, por ejemplo, que Córdoba se quedaba definitivamente sin Semana Santa, o que la provincia llegaba a 18 positivos. Eran los días de los tractores solidarios que fumigaban las calles de los municipios, de las costureras que se afanaban en confeccionar mascarillas de tela y de las tragedias en las residencias de ancianos.

La curva de contagios se mantuvo imparable a la semana siguiente, con 313 casos, y alcanzó el récord de la primera ola del 23 al 29 de marzo, con 385 infecciones. En la semana 34, la que marcó la caída de la curva, hubo 324 positivos, el dato más alto antes de la segunda ola, que a la larga se ha mostrando mucho más virulenta de lo que pronosticaban los expertos.

Todo lo que podía ir mal ha terminado pasando. Y el número de víctimas mortales también ha ido en aumento y cada día de esta última semana se han anotado nuevos fallecimientos, de tal forma que la semana ha cerrado con 25. Fue el martes 27 de octubre la jornada con mayor número de muertes, con siete, mientras que este domingo 1 de noviembre Salud ha notificado cuatro.

Y todo ello, claro está, aumentando también de manera vertiginosa la cuantía de personas hospitalizadas y, con ello, incrementando la presión asistencial en los complejos sanitarios de la provincia de Córdoba. Así, desde el pasado lunes 26 de octubre se han notificado 185 ingresos hospitalarios; en este caso, fue el pasado viernes 30 de noviembre la jornada con el mayor número, con 40.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios