Semana Santa Horarios e itinerarios de las procesiones del Sábado de Pasión en Córdoba

Demografía

Córdoba tiene la población más envejecida de la región tras Jaén

  • La edad media de los habitantes de la provincia se sitúa ya en los 43 años tras décadas de subidas

Gente por la calle Gondomar de Córdoba capital.

Gente por la calle Gondomar de Córdoba capital. / El Día

La población de la provincia de Córdoba es la más envejecida de Andalucía sólo por detrás de la de Jaén, según revelan las últimas estadísticas demográficas al respecto tanto del Instituto Nacional de Estadística (INE) como del Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía de la Junta. Según esas estadísticas, la edad media de la población de Córdoba se sitúa en los 43 años, mientras que la de Jaén supera esos 43 años y la media andaluza es de algo más de 41,5 años. En el polo opuesto se sitúan las provincias de Almería con una edad media que apenas supera los 40 años y la de Sevilla, que apenas supera los 41.

Las nuevas formas de vida unida a los efectos de situación económica está dejando una estructura de la población cada vez más envejecida. Según esos datos, el índice de envejecimiento, que expresa la relación entre la cantidad de personas adultas mayores y la cantidad de niños y jóvenes, señala que el año pasado había 126,5 adultos de 65 años o más por cada 100 menores de 15 años. Sólo Jaén -con un índice de 131,4- supera a Córdoba según estos datos demográficos. La media andaluza se sitúa en los 105 adultos de 65 años o más por cada 100 menores de 15 años.

Si echamos la vista atrás hasta el año de inicio de estas estadísticas, en 1975, se comprueba que la edad media de la población en la provincia de Córdoba era de 32,3 años. También en ese momento la provincia cordobesa era la más envejecida de Andalucía sólo superada, en esa ocasión, por la provincia de Huelva, con una edad media de 33 años. En lo que respecta al índice de envejecimiento, en 1975 en Córdoba era de 35,13 adultos de 65 años o más por cada 100 menores de 15 años. También sólo superada por la provincia onubense con 38,39 adultos de 65 años o más por cada 100 menores de 15 años.

La situación económica que se ha vivido con crisis durante los últimos 40 años, con las dificultades que han tenido o están teniendo los jóvenes para mantener el empleo, en el mejor de los casos, y para encontrarlo en general ha deparado que el número de matrimonios continúe en descenso, una circunstancia que lleva asociada una bajada en el índice de natalidad que da como resultado que la población de la provincia sean cada vez más mayores, teniendo en cuenta que la esperanza de vida sigue en aumento y ya se sitúa por encima de los 80 años –concretamente, en unos 83 años–.

Según esas estadísticas, la esperanza de vida en 1975 para las personas que tenían 65 años en Córdoba era del 20,5%, por el 16,54% de la actualidad. En el caso de las personas de 80 años se ha pasado a una esperanza de vida del 7,09% en 1975 al 9,29% en la actualidad. Los datos del INE reflejan que se producen menos uniones matrimoniales, menos nacimientos y menos defunciones. De hecho, los nacimientos han caído por quinto año consecutivo en Córdoba hasta alcanzar mínimos históricos.

Pese al baby boom que se produjo entre los años 2006 y 2008, los nacimientos han decaído y la tasa de natalidad está ahora en uno de sus niveles más bajos pues se producen 37 nacimientos por cada 1.000 personas. Las cifras son muy claras. Durante 2018 vinieron al mundo en la provincia 6.199 niños, un 4,5% menos que el año anterior, en el que nacieron 6.497. Desde 1976, año en el que se registraron 12.781 nacimientos, la cifra ha ido bajando, tanto que en 2017 cayeron al nivel más bajo hasta alcanzar el nivel de 1858, año en el que la esperanza de vida infantil está en las antípodas de la actual. Según las estadísticas, la esperanza de vida de un recién nacido en Córdoba era del 74% en 1976 por el 82,5% actual.

Al envejecimiento de la población en Córdoba contribuye también que el número de muertes supera cada año al de alumbramientos, lo que supone además un crecimiento vegetativo negativo. El año pasado, por ejemplo, se produjeron en la provincia 1.628 fallecimientos más que nacimientos.

La población más envejecida de la provincia se sitúa en la llamada Córdoba vacía, aquellos municipios que más sufren la sangría de perder habitantes en su censo. Según el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía de la Junta, la edad media, por ejemplo, de la población en Santa Eufemia – en la comarca de Los Pedroches– se situaba a principios de este año en los 55,4 años, cifra que contrasta con los 42,8 años que arroja la localidad Pozoblanco –municipio de la misma comarca en el que se mantiene e incluso ve crecer su población año tras año–. En Córdoba capital esa edad media de la población es de 42,7 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios