Córdoba

Construcor solicita unidad frente a quienes "no creen en las empresas"

  • María Dolores Jiménez apela a la colaboración para que el sector pueda crecer en el futuro

Asamblea de Construcor celebrada ayer en la sede Prasa. Asamblea de Construcor celebrada ayer en la sede Prasa.

Asamblea de Construcor celebrada ayer en la sede Prasa. / el Día

Una defensa cerrada del sector y de las empresas y una llamada a la colaboración entre ellas para encarar el nuevo escenario económico y reivindicarse ante las administraciones competentes fueron los mensajes principales de la intervención de la presidenta de Construcor, María Dolores Jiménez, en la asamblea general anual de la asociación empresarial que tuvo lugar ayer.

Con un cambio "indispensable", según la presidenta, una nueva identidad corporativa, un nuevo nombre -empresarios de la construcción e infraestructuras de Córdoba- una nueva web -dirigida a una mayor comunicación social- y un consejo de gobierno muy renovado y formado por empresas que representan las distintas actividades del sector -vivienda, obra civil, energía, tecnologías, medio ambiente y financiación- Jiménez defendió al sector diciendo que "la construcción es un sector empresarial de liderazgo". Añadió que estas sociedades "aportan un enorme valor económico y social en empleo" y llamó a "la colaboración imprescindible entre las empresas, no sólo por ganar en tamaño y músculo, sino porque el futuro, que es el presente, nos exige que seamos colaborativos para ser mejores y más fuertes para contribuir al mejor bienestar social".

Ante más de treinta empresarios y profesionales cordobeses, María Dolores Jiménez advirtió también que esta unidad es indispensable para hacer frente a quienes en las distintas administraciones "no creen en las empresas y ponen las cosas lo más difíciles que pueden, sin señalar a ningún partido porque tenemos ejemplos en todos sitios de políticos y técnicos buenos y competentes y de políticos y técnicos nefastos que con sus actitudes impiden avanzar a la sociedad y al empleo, es decir, a Córdoba". Finalmente, también hizo referencia a la situación económica actual del sector, "desequilibrada, y donde no se puede hablar de burbujas porque hay actividades que funcionan mejor que otras -la inmobiliaria frente a la obra civil y no en todos sitios- y empresas que mejoran frente a otras que siguen arrastrando los efectos de una crisis larga y muy difícil".

Construcor celebró su asamblea en la sede de Prasa sólo para sus asociados e invitados empresariales y profesionales, entre los que estuvieron el presidente de CECO, Antonio Díaz, del que María Dolores Jiménez destacó su trabajo diario en defensa del mundo empresarial cordobés. También asistieron los representantes de varios colegios profesionales, entre ellos los ingenieros de caminos y los ingenieros técnicos, ya que en esta nueva etapa la colaboración con los profesionales es uno de los grandes objetivos de la asociación.

Al finalizar la asamblea, la presidenta hizo llegar a José Romero el reconocimiento de la asociación por su papel y contribución, "como referente no sólo de los empresarios cordobeses de la construcción, sino de todos los empresarios cordobeses y andaluces", indicó Jiménez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios