EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Córdoba

El Consistorio empieza a probar las grúas que multan sin policía

  • Seguridad dispone ya de la tecnología para que sean los operarios, sin la presencia de un funcionario, emitan las denuncias que ratifica un agente desde un ordenador

El Ayuntamiento ha empezado a aplicar, en fase de pruebas, el sistema tecnológico que permitirá a una serie de fotogrúas de la contrata municipal, de la empresa Setex Aparqui, emitir las denuncias por aparcamiento indebido a la vez que retira los vehículos de la vía pública y los lleva al depósito municipal. Ese proceso se está llevando a cabo en estos momentos de la forma tradicional, es decir, a demanda de un agente de la Policía Local y rellenando un formulario. En unos días, se empezará con el nuevo sistema que deja en manos de los operarios de la grúa, personal de una empresa privada, la aportación de las pruebas necesarias para que se lleve a cabo una sanción oficial al conductor infractor.

El nuevo sistema tecnológico ha sido instalado por la propia empresa adjudicataria cuya remuneración se basa en el número de coches que retira y que, en función de tramos de productividad, hace que el Ayuntamiento se quede con una comisión de estos trabajos. Una serie de grúas que operan en la ciudad han sido dotadas de tecnología de vídeo y foto que permite a los operadores acreditar que se está cometiendo la infracción. Si el coche está mal aparcado, los trabajadores realizan una captura de la imagen que sirve como prueba del expediente telemático que se le abre al presunto infractor.

Esas imágenes se remiten a la sala central de la Policía Local desde la que se atiende el 092, número de emergencias del cuerpo de seguridad. El Área de Seguridad ha dispuesto a un agente por turno que se dedica a revisar esas imágenes y a confirmar, mediante un proceso de firma digital, si la multa es válida (porque, efectivamente, el caso se corresponda con la vulneración de una norma) o no. Todo eso se realiza mediante un sistema bastante sencillo. Darle a un botón de validar. Clic y multa, todo en uno. Una clave es que el coche no se retira si no hay un visto bueno previo del agente. Esos datos tienen que constar en un boletín.

Hay que realizar una precisión. No todas las grúas que operan en la ciudad están dotadas de esta tecnología que, al parecer, es cara. Serán, al menos, dos las grúasmulta que funcionarán, además, con una rotulación específica para que sean perfectamente reconocibles en su trabajo en la ciudad.

El sistema es muy similar al que desarrollan ya los trabajadores de la misma empresa, Setex Aparqui, en el proceso de las multas de la zona azul. Desde hace meses, el Consistorio suprimió el proceso tradicional de sanciones por un sistema en el que el controlador realiza una foto, denuncia y es el Ayuntamiento quien tramita la sanción al otorgar a esa imagen un carácter de prueba. En ese caso, los agentes de la Policía Local ya no tienen que firmar nada. Es el Área de Hacienda quien lleva a cabo la tramitación administrativa y quien comunica al conductor la deuda que tiene con el Ayuntamiento de Córdoba.

En realidad, la mecanización, informatización y supresión del personal funcionario -el único que dispone de la presunción de veracidad- en este tipo de acciones se realiza ya en varias ciudades, por cierto no sin protestas de la ciudadanía.

Estos nuevos sistemas se están realizando en un momento en el que, prácticamente, se cierran las puertas de los tribunales de justicia para muchas personas que, en su seguro, disponen de asistencia jurídica sobre este tipo de multas. Las tasas que hay que pagar por recurrir son en muchos casos equiparables a las sanciones impuestas lo que, a muy corto plazo, reducirá los litigios sobre esta cuestión y, además, los controles a los que se somete la Administración en estas materias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios