Córdoba

Condenada a cárcel la expresidenta de la UMEC por apropiación indebida

  • Fernández Pino ha sido juzgada por beneficiarse de más de 26.000 euros de la entidad que dirigía

María Fernández Pino. María Fernández Pino.

María Fernández Pino.

La Sección Segunda de la Audiencia de Córdoba ha condenado a un año y nueve meses de prisión a la expresidenta de la Unión de Mujeres Empresarias y Profesionales de la Provincia de Córdoba (UMEC) María Fernández Pino como responsable de un delito continuado de apropiación indebida, tras supuestamente beneficiarse de más de 26.000 euros de la entidad. Además, la ha absuelto del delito agravado de apropiación indebida que le imputaban Fiscalía y acusaciones particulares.

Según recoge la sentencia, se da por probado que Fernández Pino, presidenta desde 2002, estuvo en el cargo durante 2006 y 2007, hasta el 28 de septiembre, en que dimitió. Con posterioridad, en julio de 2008, fue nombrada para el cargo, cuyas funciones desempeña. La otra procesada, María Auxiliadora Figueras, fue secretaria general desde enero de 2006 a marzo de 2007, cuando cesó. A raíz de dimitir Fernández Pino, las asociadas que asumieron la dirección se encontraron con "documentación caótica, que no permitía ajustar una contabilidad por la que conociesen ingresos y gastos", por lo que contrataron a una empresa para una auditoría.

Se concluyó que en 2006, de gastos por 218.145 euros, "sólo podían entenderse verificados con validez contable 139.651 euros -la diferencia sin justificar sería de 78.493 euros-"; mientras que en 2007, de gastos por 200.089 euros, "sólo podían entenderse verificados con validez contable 120.636 -la diferencia sin justificar, 79.452 euros-". En junio de 2008 la junta directiva y el comité ejecutivo denunciaron en Fiscalía.

En la resolución se explica que "Fernández Pino gestionó de manera personalizada y caótica, incumpliendo obligaciones estatutarias de contabilidad ordenada, con libros de cuentas que reflejasen ingresos y gastos, cuentas anuales de pérdidas y ganancias o arqueos de caja, ni tampoco se llevaban debidamente hojas de dietas", algo que era "conocido y consentido por las asociadas". En este marco de "absoluto descontrol económico", presuntamente "se realizaron numerosas operaciones en efectivo o con talones al portador", y "tampoco se facturaron debidamente los gastos, guardándose tickets y recibos de pagos que no podían ser tenidos en cuenta como justificantes". En detalle, reflejan 23.545 euros de 2006 y 75.795 euros de 2007, año en el que el análisis de cobros y pagos hasta cesar Figueras determina diferencias por 48.554 euros; mientras que entre inicio de año y septiembre de 2007, cuando cesa Fernández Pino, la diferencia aumenta en 221 euros, hasta 48.776 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios