Córdoba

El comercio del Centro alerta de pérdidas en las ventas por la gestión de la carga y descarga

  • Los empresarios piden una mejor regulación

Camiones de descarga en la calle Concepción. Camiones de descarga en la calle Concepción.

Camiones de descarga en la calle Concepción. / El Día

El presidente de Centro Comercial Abierto Centro Córdoba, Manuel Blasco, ha denunciado los problemas que generan las zonas de descarga en el centro de la ciudad, especialmente en la calle Concepción.

En concreto, Blasco ha señalado el impacto negativo en las ventas que generan "estas pantallas en los escaparates de los negocios", suponiendo una pérdida de ingresos "del 50% como mínimo, una auténtica barbaridad" en algunos establecimientos.

Desde Centro Córdoba han reclamado que los trabajadores de los negocios de la zona "están muy asustados por unas ventas que están bajando mucho más de lo normal". Los camiones operan de 08:00 a 12:00 y de 16:00 a 18:00, generando "un problema logístico en una zona hecha para el peatón".

Blasco ha señalado que se han escrito comunicados al delegado de Movilidad del Ayuntamiento de Córdoba, Andrés Pino, y que el pasado 6 de marzo se tuvo una reunión con la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio. La petición principal es la creación de "un plan viable de logística" para que se deje de "jugar con el pan y con los empleados".

Para ello, Centro Córdoba ha planteado que se vuelva a usar la zona entre la calle Concepción y Ronda de los Tejares "que antes ya era de descarga". Blasco ha recalcado que "no queremos que se vayan, hay que recordar que ellos también están trabajando".

Sobre las acciones que se han aplicado ante los problemas surgidos, Blasco ha calificado que sólo han aplicado "parches sobre el terreno" ante "una reivindicación con la que llevamos 30 años". Además, ha explicado que actualmente no hay técnicos que puedan realizar los trámites.

Blasco ha hecho referencia a los sucedido en las obras en los alrededores del Ayuntamiento. Al respecto, ha afirmado que los cambios han supuesto “daños para el comercio, alguien nos dijo que los dueños de los locales se iban a hacer ricos y la realidad es que el 50% de los negocios han abandonado la zona”.

Esto, además, supuso “que muchos puestos de trabajo se perdiesen”, por lo que ha valorado que desde el gobierno deben ”ser mucho más ágiles y tener más visión”, y que espera que se aporte “una solución a medio y a largo plazo”.

Por su parte, los comerciantes han recalcado “el agobio máximo” al que quedan sometidos los negocios durante las descargas y la preocupación por los clientes con un suelo que provoca caídas, según Rosa Salcedo, porque “el suelo está levantado del todo el peso que soporta en los dos lados”.

Entre los principales peligros, han destacado “el constante paso de niños por la zona”, al igual que los posibles accidentes cuando los vehículos dan marcha atrás.

El farmacéutico Carlos Gallego ha afirmado que “da muchísimo miedo” ver a los niños cerca de los camiones mientras se están llevando a cabo las operaciones de descarga y que son los propios responsables de los establecimientos los que tienen que advertir a los clientes al salir del local.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios