Mayo Festivo

La Cata del Vino contará con 27 bodegas y diez restaurantes

  • La cita vitivinícola, dedicada al 450 aniversario de la muerte de San Juan de Ávila, arrancará para el público el 24 de abril

Dirigentes institucionales en la presentación de la Cata del Vino Montilla-Moriles Dirigentes institucionales en la presentación de la Cata del Vino Montilla-Moriles

Dirigentes institucionales en la presentación de la Cata del Vino Montilla-Moriles / Juan Ayala

La Cata del Vino Montilla-Moriles contará este año con 27 bodegas, frente a las 32 del año pasado, y una decena de restaurantes. Son los datos que ha ofrecido el presidente de la Denominación de Origen Montilla-Moriles, Javier Martín, durante la presentación de la cita vinícola, que en 2019 cumple su edición número 36.

Será de nuevo en el aparcamiento anexo de la Diputación donde se celebre la cata, que ya ha agotado las 6.000 entradas –1.500 por día– puestas a la venta en internet. No obstante, cada día saldrán a la venta otras 1.500, que se podrán adquirir en el recinto. El precio de las entradas es de ocho euros e incluye cinco consumiciones y una copa.

La apertura de la cata, para los dirigentes institucionales, tendrá lugar el próximo 23 de abril por la tarde-noche –está previsto que acuda el ministro de Agricultura y cabeza de lista del PSOE para las elecciones generales, Luis Planas–, aunque será al día siguiente, el miércoles 24, cuando tendrá lugar la inauguración para el público el pertinente corte de cinta por parte de las autoridades. Con ello, pone en marcha el Mayo Festivo de Córdoba.

Martín ha hecho referencia al espacio en el que se celebra la cata y ha reconocido que “es la polémica de todos los años”, dada las enormes colas de público que se registran cada día. No obstante, ha recordado que en este recinto caben 4.500 personas. El marco regulador, además, espera en que el número de visitantes de esta edición sea de 80.000 personas.

El marco regulador calcula que la cita registre unas 80.000 visitas

Ante la afluencia de asistentes, además, ha destacado que entre el 35 y el 40% de las personas que visitan la cata al mediodía “vienen de fuera”. “Esperamos no tener colapso”, ha señalado, al tiempo que ha afirmado que “si hay colas no es por culpa de la organización, sino que al público le gusta ir –a la cata– a una hora determinada”.

En honor a San Juan de Ávila

Catas dirigidas, la entrega de los premios del certamen Vinavin, concurso de botellas, de tapas y de etiquetas forman parte de la programación de actividades de la cata, que este año se han visto reducidas por la celebración el próximo 28 de abril de las elecciones generales, según ha reconocido Martín.

Es más, no ha tenido reparo alguno en señalar que la cita puede ser un escenario inmejorable para que los candidatos a las elecciones hagan campaña y den a conocer su programa con una copa de vino de Montilla-Moriles en la mano.

En este ocasión, la Cata del Vino Montilla-Moriles está dedicada al 450 aniversario de la muerte de San Juan de Ávila, a petición del alcalde de Montilla, Rafael Llamas. No en vano, el Ayuntamiento montillano ha puesto en marcha el proyecto Vitis Dei, un programa que aglutina lugares y referencias históricas de San Juan de Ávila en un recorrido cultural y turístico en el que también están implicados los agentes turísticos de la localidad.

La cata también va a celebrar el 25 aniversario de la declaración del Casco Histórico de la capital como Patrimonio Histórico por parte de la Unesco. Pero aún hay más efemérides incluidas, porque el marco regulador también rendirá homenaje a la Guardia Civil, ya que este año celebra el 175 aniversario de su fundación. Para ello, se han diseñado unas botellas conmemorativas.

A la presentación de la cata ha acudido el delegado del Gobierno de la Junta, Antonio Repullo, quien ha destacado la importancia del sector y ha subrayado que “asienta la población al territorio y hace que la economía de la provincia progrese”.

Mientras, la alcaldesa, Isabel Ambrosio, ha indicado que el vino “es un producto de la tierra que tiene su mayor escaparate en Córdoba”. “Lo que persigue la cata es amar un vino que es único”, ha añadido.

El presidente de la Diputación, Antonio Ruiz, por su parte, ha considerado que el vino del marco regulador Montilla-Moriles “es una de las banderas de nuestra economía”.

Más datos

  • Diferentes tipos de entradas: Para asistir a la Cata del Vino hay diferentes entradas. Además de la cuesta ocho euros e incluye cinco degustaciones y una copa, hay otra de seis euros, con cinco degustaciones. A ella se suma otra de 14 euros, que además de las cinco consumiciones, incluye una copa y una ración. El marco regulador oferta también una entrada de 12 euros, con diez degustaciones y otra de 24 euros con veinte consumiciones.
  • Una superficie de 5.500 hectáreas: La superficie vitivinícola de Montilla-Moriles se extiende por 5.500 hectáreas y cuenta con medio centenar de bodegas y cooperativas, tal y como ha detallado el delegado del Gobierno de la Junta, Antonio Repullo, quien ha destacado que las exportaciones de este sector alcanzan los 12 millones de euros. También ha indicado que en la comarca hay unos 2.000 viticultores.
  • El reto de fidelizar al cliente-consumidor: Posicionar la Denominación deOrigen Montilla-Moriles como marca referente de la provincia de Córdoba atendiendo a los consumidores y restauración es uno de los retos de la Cata del Vino, al que se suma fidelizar al cliente-consumidor de productos del marco a través de ideas de consumo responsable de productos locales. Otro de los objetivos de esta cita, según la información facilitada por la Denominación de Origen, es conseguir la identificación de los diferentes productos como parte de “un único marco”, además de ampliar el rango de consumidores con especial atención al público joven y las mujeres.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios