Junta Directiva del PP-A

Casado defiende que el futuro de un PP "unido y fuerte" empieza por Andalucía

  • El presidente de los populares reta a Sánchez y a Díaz a convocar elecciones "cuando quieran"

Pablo Casado camina junto a cargos del PP provinciales y andaluces Pablo Casado camina junto a cargos del PP provinciales y andaluces

Pablo Casado camina junto a cargos del PP provinciales y andaluces / Juan Ayala

Comentarios 6

"El PP ya no está en funciones, ha vuelto para quedarse". Son palabras pronunciadas ayer en Córdoba por Pablo Casado, quien ya ejerce como líder de la oposición al Gobierno de Pedro Sánchez. Una semana después de ser proclamado presidente del PP y en su primer acto oficial como tal en la Andalucía, Casado retó en Córdoba tanto a Sánchez como a Susana Díaz a que "convoquen elecciones cuando quieran, porque las vamos a ganar y de forma suficiente", insistió.

En una visita realizada para participar en una reunión de la Junta Directiva del PP andaluz, Casado lanzó el mensaje de que en Andalucía empieza el futuro de su formación, una formación popular, defendió, que está "unida y fuerte" tras las primarias que ganó a Soraya Sáenz de Santamaría, que antes dejaron en la cuneta a María Dolores de Cospedal y que lo convirtieron en presidente.

"Si el Gobierno de la Junta pretende jugar con el calendario electoral para eludir alguna sentencia o instrucción de casos que les pueda avergonzar a ellos o a los andaluces, el mensaje del PP es que está preparado. Alguno ya desde San Telmo está empezando a tener muy en cuenta si le conviene o no adelantar las elecciones, porque está viendo un partido fuerte y preparado para ir a esa contienda electoral", sentenció Casado, para ratificar como candidato del PP a la presidencia de la Junta al sorayista Juanma Moreno y cerrar filas ante él."Tenemos al mejor candidato, Juanma Moreno, el mejor equipo y el mejor partido a nivel nacional para respaldarlo. Tiene mi apoyo y todo el del Comité Ejecutivo Nacional", puntualizó. El recién elegido presidente del PP insistió en que, en cuanto a la configuración de las futuras listas electorales del partido, "nosotros vamos a respetar el resultado de los congresos provinciales y regionales y a los candidatos. Creo que fue un acierto tenerlos ya nombrados".

Moreno correspondió al apoyo de Casado insistiendo en que el presidente nacional será un gran aliado para ganar las autonómicas. "La figura de Pablo Casado aporta ilusión, regeneración y supone un claro revulsivo para España, de manera especial para Andalucía, porque podría suponer el fin del monopolio del PSOE en la comunidad, la única región de Europa sin alternancia que ha condenado a los andaluces a la tasa desempleo más alta de Europa", sentenció Moreno.

Casado adelantó que van a confeccionar un calendario de trabajo, mediante un proyecto que tiene que decir claramente qué es lo que hace falta en Andalucía y, sobre todo, lo que no hace falta". Entre esas cosas, que no le hacen falta a Andalucía y que, según dijo, han provocado 40 años de gobierno ininterrumpido del PSOE, están "los barracones en las escuelas, las listas de espera sanitarias y también en la dependencia".

Citó además los altos niveles de paro y declaró que existe en Andalucía "un problema, una vez más, de legitimidad y de honorabilidad, debido a la cantidad de juicios que se están sustanciando".

Respecto a esa "unión y fortaleza del PP" tras unas primarias regeneradoras, Casado indicó que el PP le abre la puerta a Sáenz de Santamaría y a quienes la apoyaron en las primarias para "una integración que es posible y necesaria". Además, dijo esperar que la decisión de dejar la política activa del ex ministro de Fomento y ex alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, sea "temporal".

En clave de política nacional, Casado avisó al presidente de la Generalitat, Quim Torra, de que "el PP va a estar frenando cualquier intento de sedición y de independencia" que intente impulsar. "Si el Gobierno de España sigue contemporizando y prestándose al chantaje de los secesionistas, el PP solicitará la aplicación del 155, aplicación que, además, cuando llegue al Senado, tendrá los votos suficientes, sólo de nuestro partido", puntualizó, para anunciar que el PP presentará mañana una proposición no de Ley en ese sentido para incorporar al Código Penal los delitos de sedición impropia y de convocatoria ilegal de referendos.

Aprovechó Casado para criticar también al Gobierno de Sánchez, del que dijo que se ha dedicado a "subir impuestos, acercar presos etarras o por lo menos proponerlo, acercar, eso sí, y ya confirmado, a los presos independentistas, proponer una reforma constitucional que nadie quiere, proponer un referéndum pactado que nadie va a aceptar, hacer el ridículo a nivel internacional con el techo de gasto y hacer el ridículo a nivel parlamentario".

El presidente del PP compartió la afirmación del líder de Ciudadanos -partido con el que no descarta gobernar en Andalucía y en España-, Albert Rivera, de que el PP y la formación naranja no son enemigos. Es más, dijo que aspira a "volver a un modelo bipartidista imperfecto".

"El PSOE y el PP garantizarían la alternancia y la estabilidad política en España sin necesidad de volver a legislaturas como ésta, que iba a ser el Gobierno del pueblo, el Gobierno del Parlamento y, al final, ha sido un desgobierno, pues lo único que han hecho es paralizar iniciativas, paralizar la gestión, paralizar la Administración y empobrecer a la ciudadanía", sentenció.Casado anunció que pretende modificar la Ley Municipal, "para que no pase como ha pasado aquí, en Córdoba, y no se vuelva a plantear una doble vuelta en las elecciones locales, de modo que el alcalde sea quien elijan sus vecinos en las urnas y que no pueda subvertirse en los despachos".

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios