Córdoba

Bellido insta a Urbanismo a que finalice las obras del Alcázar

  • El PP explica que el plan integral de mejora del monumento está incompleto y solo se ha ejecutado una de las tres fases previstas

Los populares frente a la entrada del Alcázar de los Reyes Cristianos. Los populares frente a la entrada del Alcázar de los Reyes Cristianos.

Los populares frente a la entrada del Alcázar de los Reyes Cristianos. / EL DÍA

El Alcázar de los Reyes Cristianos es el segundo espacio turístico más visitado de la provincia y el principal monumento municipal. Junto a este enclave se reunieron ayer el portavoz del PP en el Ayuntamiento, José María Bellido, y el edil popular Juan Miguel Moreno Calderón, con el fin de analizar la situación actual.

Ambos denunciaron que la Gerencia de Urbanismo no prioriza los proyectos de ejecución oportunos para llevar a cabo el plan de reformas integral que presentó el Partido Popular hace cuatro años, cuando estaban al frente del gobierno municipal. El plan urbanístico consistía en tres fases. La primera es la única que llegó a realizarse, aunque actualmente permanece cerrada. Hay dos fases más que deben ir en consonancia con esta primera y "no tiene sentido la primera fase si no están finalizadas las demás" afirmó Bellido.

Esta sería la primera reformar integral después de 50 años en el Alcázar. Además, el popular aseguró que las reformas se podrían llevar a cabo con los 120 millones de euros que dispone el Ayuntamiento, por lo que aseguró que "no tiene sentido que esto esté paralizado".

Bellido afirmó que la semana pasada Isabel Ambrosio dijo que quería poner en marcha un organismo para la gestión del patrimonio artístico. "No hace falta un organismo, había una delegación en el Ayuntamiento que se encargaba del patrimonio y volverá a existir cuando yo sea alcalde. Queremos menos gestos y más proyectos", denunció.

Por su parte, Juan Miguel Moreno Calderón explicó en que consistía estos proyectos. Por un lado, dentro del plan turístico de grandes ciudades, se incluyó la reforma de la Torre de la Inquisición y la idea era rehabilitarla y hacer un museo. Con cargo a la partida de inversiones priorizaron dos ideas: ampliar la zona visitable y aumentar la accesibilidad para personas con problemas de movilidad. Bajo estas ideas se platearon las tres fases. La primera consistía en hacer un nuevo itinerario donde se entrase por la fachada sur del Alcázar, se visitase el Patio de Mujeres, además de instalar algunos ascensores. La segunda era el arreglo de toda la fachada sur y la puerta barroca y por último, la tercera era reformar las cuatro torres de modo que se pudiesen visitar por dentro.

Bellido aseguró que las obras finalizadas pertenecientes a la primera fase están "escondidas", de tal modo que desde la Sala de los Mosaicos no se puede ver el Patio de las Mujeres a través de las ventanas, puesto que hay unas cinchas en los ventanales que impiden poder abrirlos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios