Córdoba

Baile de novias para Cajasur

  • Unicaja y Cajasol estarán en el cierre del plazo de comunicación de las ofertas, que expira el lunes, un día antes de que finalice el periodo de ayudas del FROB

Comentarios 13

El baile de novias por Cajasur está en todo su esplendor pero ninguna de las participantes quiere exhibir sus galas. Sólo Unicaja y el Banco de Sabadell han mostrado a las claras que están interesadas en quedarse con el negocio de la entidad intervenida. El resto, guarda silencio. Nomura, que asesora al Banco de España en el proceso, está realizando ofertas para que salgan a pasear distintas entidades y bancos, pero todo se lleva con total discreción. Los plazos son ajustados. El lunes tiene que estar cerrada la lista con las preofertas y el martes se cierra el plazo para acogerse a las ayudas del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). El trabajo de los administradores de este órgano ligado al Banco de España y el de los técnicos de Cajasur es frenético porque hay prisa: para agosto o a lo sumo para septiembre Cajasur debe tener dueño. Es la clave emitida por la institución que preside Miguel Ángel Fernández Ordóñez. 

Unicaja aprobó el pasado martes en su consejo de administración la intención de concurrir a la puja por la caja cordobesa. La entidad malagueña entraría con mucha fuerza en escena. Cuenta con el respaldo político y conoce en profundidad Cajasur. Su llegada, por tanto, costaría menos en planos como el operativo. Mientras, Cajasol participará en solitario en el proceso, según confirmaron ayer fuentes financieras, aunque desde la entidad con sede en Sevilla ni confirman ni desmienten. Sigilo por tanto en la otra entidad andaluza que tendría posibilidades de quedarse con la caja intervenida. Y es que según distintas informaciones Cajasol ha sido invitada por Nomura al proceso.

Nomura también tiene en su agenda a Ibercaja y a la BBK vasca por su buena situación y por lo saneado de sus cuentas, pero tampoco está confirmada su presencia en la puja. Lo mismo ocurre con Caja Madrid. Siempre se ha dado por segura su implicación. Incluso desde el ámbito político, sobre todo desde el PSOE, se ha señalado que el interés de Caja Madrid responde a una estrategia del PP para controlar finalmente Cajasur. Sin embargo, la fusión con Bancaja, que comenzó a andar ayer en los consejos de administración de ambas entidades, desvía la atención de la entidad madrileña hacia el Levante más que hacia el sur, según expresaron ayer distintas fuentes consultadas. Es más, fuentes de Caja Madrid aseguraron ayer que en el consejo de administración de esta entidad no se abordaría nada concreto sobre la participación en la puja por Cajasur.

La Caixa es otra de las opciones. Su solvencia y liquidez harían factible su presencia y la invitación de Nomura que, como el Banco de España, tiene el mandato supremo de que la adjudicación de Cajasur cueste lo menos posible a las arcas públicas. Y en esta línea de que el proceso sea barato también cuentan los bancos, sobre todo vistas las dificultades con las que se están encontrando las cajas en la reestructuración del sistema y con el enrevesado proceso de fusiones y de creación de grupos de entidades que han optado ya por el Sistema Institucional de Protección (SIP). El Sabadell es el primero que salió a escena y siempre se ha mostrado muy atento a las decisiones del FROB en Cajasur. Pero este banco no es el único que ha sonado desde que el consejo de administración de la caja cordobesa decidió tomar la polémica decisión de acogerse a los designios del FROB. Caixa Geral de Depósitos, banco público portugués y Barclays son otros de los que están en los distintos foros de información financiera.

La idea del Banco de España es que el lunes se concrete la lista de participantes y que durante junio se efectúe la primera criba para que en el mes de julio se pueda efectuar la due dillegence necesaria para la adjudicación de Cajasur una vez se hayan valorado las ofertas. Fuentes del Banco de España señalaron ayer que una vez se haga el primer corte, algo que estará cerrado a final de junio, se buscará la "opción más sólida y solvente y la que cueste menos al Estado". El plazo final expira en septiembre, pero todos quieren irse de vacaciones en agosto con el caso Cajasur resuelto.

Y luego está el apartado laboral. Los sindicatos UGT y CCOO prefieren que sea una caja andaluza la que se quede con Cajasur. El secretario regional de CCOO dijo ayer que "las cajas andaluzas deben fortalecer el sistema financiero andaluz". Mientras, desde UGT instaron a la creación de una "gran Caja andaluza".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios