Municipal

El Ayuntamiento de Córdoba plantea cobrar un alquiler en el centro de emergencia habitacional

  • El PP denuncia que se ha diseñado un complejo que no está preparado para acoger a familias

La edil del PP María Jesús Botella. La edil del PP María Jesús Botella.

La edil del PP María Jesús Botella. / El Día

“Por pequeños que sean, se estudiará el posible establecimiento de alquileres, adecuados a las características de la instalación, los servicios que proporciona y las posibilidades de cada familia, sin descartar la aportación a través de trabajo para el propio centro (como pueden ser los relacionados con la limpieza del mismo, etcétera)”.

Este párrafo corresponde al Plan de Necesidades del Centro de Contingencias y de Atención de Emergencias habitacionales –complejo que el Ayuntamiento va a ubicar en uno de los pabellones del antiguo Hospital Militar–, documento elaborado por la Dirección General de Servicios Sociales que ha dado a conocer la edil del PP en el Ayuntamiento María Jesús Botella.

Botella ha mostrado su rechazo a que se le cobre un alquiler a las familias que acogerá el complejo, “que llegarán al mismo en una situación limite tras un desahucio, un alzamiento o una catástrofe”. La edil ha puesto de manifiesto que su grupo defiende la puesta en marcha del centro pero que no comparte “las formas y el fondo del equipo de gobierno” respecto al mismo.

“No nos gusta el diseño que se ha hecho del centro, primero por las formas, sin que se haya planteado un debate sobre ese diseño ni en el seno del Consejo Local de Servicios Sociales, ni en el de los colectivos que integran la red Co-habita. Se ha impedido aportar ideas también al resto de grupos políticos municipales”, ha apuntado. “Vamos a pedir al delegado de Servicios Sociales [Juan Hidalgo] que convoque con urgencia el Consejo Local de Servicios Sociales para que explique el diseño de este centro, de un proyecto adjudicado por 800.000 euros”, ha relatado.

En cuanto “al fondo” con el que el PP no está de acuerdo, Botella destacó, además del cobro del alquiler a las familias a las que se atienda, que ocho de las habitaciones que se contemplan para el complejo “no tienen más de 15 metros cuadrados, y las restantes no tienen más de 18 metros cuadrados. Decían que esas habitaciones eran miniapartamentos y ni siquiera tienen dos camas; cada habitación tiene una cama nido, con lo que el diseño de las habitaciones no es el adecuado para que se pueda alojar a familias”, ha denunciado la edil del PP.

Botella también ha criticado que se reserve espacio en el centro para “determinados colectivos y asociaciones. Hablan de un diseño de centro para acoger a familias en emergencia habitacional y al final lo que se va a construir es una especie de centro cívico”, ha puntualizado la edil del Partido Popular.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios