Córdoba

Alerta para los alérgicos: El polen de las gramíneas alcanza en Córdoba el nivel máximo

Dos mujeres corren por un parque de Córdoba. Dos mujeres corren por un parque de Córdoba.

Dos mujeres corren por un parque de Córdoba. / Juan Ayala

Desde el pasado domingo muchas personas han empezado a notar los síntomas de las alergias primaverales, que en Córdoba son mayoritariamente las del olivo y las gramíneas. Las altas temperaturas y el inicio de las salidas a la calle por la Fase 0 de desescalada del confinamiento han ocasionado que los estornudos, moqueos y picor e irritación en los ojos hayan llegado de repente.

El polen del olivo lleva ya varias semanas en el aire, sin embargo el calor de los últimos días ha hecho que la floración de las gramíneas se haya acelerado y, con ello, la suelta de polen. La pasada semana los niveles en el aire de los granos de estas plantas eran altos en la zona norte de la provincia, mientras que en el resto eran moderados. Desde el domingo -cuando se alcanzaron los 36 grados en algunos municipios- en toda Córdoba se están dando concentraciones máximas. A esto hay que añadir la acción del viento, que además remueve el polvo y origina una mezcla perjudicial para las personas con estas enfermedades.

Esas altas temperaturas para esta época, que continuarán al menos hasta el próximo sábado día 9, han hecho que se acumulen en el aire el polen del olivo y el de las gramíneas, una bomba para los alérgicos. En efecto, muchos ciudadanos han sentido la sintomatología propia de esta enfermedad, que en algunos casos ha llegado de forma súbita.

La coordinadora de la Red Española de Aerobiología (REA), Carmen Galán, explica que en los últimos días no ha habido nada de humedad (lluvia que limpie la atmósfera), por lo que todo el polen está muy concentrado en el aire.

En principio, si sigue este calor y no llueve, los niveles altos de polen de gramíneas pueden durar dos o tres semanas, aunque depende de si hay precipitaciones o no. "Si no llueve, quizás baje en dos semanas", insiste Galán. Con el olivo la situación es similar.

La responsable de la REA señala que ahora mismo están floreciendo los olivos que están más cerca de Córdoba y luego lo hacen los que están en la zona de Baena y Priego, cuyo polen también se detecta en la capital. "Es posible que el olivo siga hasta la tercera o cuarta semana de mayo", puntualiza. Debido a la vecería o alternancia en la producción de este árbol, este año toca cosecha abundante, por lo que el polen también debía serlo.

Debido al calor, las plantas producen el polen de forma muy rápida para dejar de florecer cuanto antes, a lo que se suma la falta de agua, necesaria para que se lleve a cabo este proceso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios