Córdoba

Aehcor dice que la vivienda turística se autoregulará si Gobierno pide su parte

  • Manuel Fragero lamenta que no exista una estrategia política común en materia turística

Manuel Fragero, en su empresa Apartamentos Turísticos Alberca. Manuel Fragero, en su empresa Apartamentos Turísticos Alberca.

Manuel Fragero, en su empresa Apartamentos Turísticos Alberca. / efe / salas

El presidente de la Asociación de Empresarios de Hospedaje de Córdoba (Aehcor), Manuel Fragero, ha dicho que el problema de la vivienda turística se "autorregulará cuando el Gobierno central pida su parte del pastel", aunque él exige que se considere este tipo de alojamiento como una actividad. Fragero (Córdoba, 1987), formado como ingeniero, lleva apenas un lustro dedicado al mundo de los hoteles y el turismo, pero con el suficiente ímpetu como para optar a representar a todo el sector en la primera junta directiva de Aehcor, asociación nacida, según ha confesado en una entrevista con Efe, "casi por obligación" para recoger específicamente todas las problemáticas y necesidades de los más de 80 asociados, todos empresarios de hospedaje, que antes estaban en Hostecor.

El nacimiento de esta asociación coincide en el tiempo con el frenesí con el que se dispara la vivienda turística como negocio en Andalucía y en Córdoba y con la aprobación del decreto que regula la vivienda con fines turísticos en Andalucía que, a su juicio, "no ha sido capaz de medir el impacto que tendría esta actividad en la economía y en las ciudades".

"No comprendo cómo en el año 2016 la Junta decidió crear una nueva normativa sin considerar la vivienda turística como una actividad cuando, para cualquier otra cosa que uno realiza en las ciudades, es necesaria una licencia", ha cuestionado el presidente de los hoteleros cordobeses, que, no obstante, ha reconocido que la administración ha hecho un buen papel "otorgando las licencias concretas que tenía que otorgar", que en Córdoba son unas 600.

A su juicio, "la base del problema es que lo llaman vivienda con fines turísticos, cuando lo cierto es que eso ya no es una vivienda, sino que se está usando para otra actividad". "Esto es lo que ha permitido que haya gente que tiene una veintena de viviendas, o esté haciendo las cosas en el filo de la legalidad", ha sostenido.

Fragero atiende a la entrevista desde Apartamentos Turísticos Alberca, negocio familiar que regenta en el centro cordobés y en uno de los barrios que empieza a dar signos de gentrificación por turismo masivo, cuestión que no elude y que justifica en que el ciudadano no siempre es capaz de ver que el turista es la última rueda del engranaje de una industria que genera mucho beneficio y economía. Para combatirlo, su receta es que la ciudad genere un modelo propio y el turismo se adecue a ella, pero que este modelo no se cambie cada cuatro años con la llegada de un nuevo gobierno, sino que perdure en el tiempo y sea capaz de hacer brillar a Córdoba en un momento en que "todas las ciudades son iguales". Ha reconocido que las relaciones entre los empresarios y las administraciones en la ciudad "no son sanas" ya que "no se consigue dar pasos para objetivos concretos" y "a veces se centra el golpe en el empresario".

"La administración achaca que los empresarios no aportamos para crear, y nosotros entendemos que la administración no está haciendo la apuesta que se tiene que hace por Córdoba", ha reflexionado Fragero, que ha añadido que los empresarios hoteleros no quieren "alfombras rojas", sino que "se invierta en promoción y punto". Fragero ha indicado que uno de los principales problemas de la ciudad está en que no hay una estrategia común entre las distintas administraciones -Ayuntamiento, Junta y Gobierno central- en materia turística, e incluso, dentro del propio Gobierno local, dos partidos distintos dirigen las concejalías de Turismo y Cultura sin que haya tampoco una estrategia común.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios