NO ME COMES NADA

Receta de galette de cebolla caramelizada y brie

  • Esta es la receta perfecta para disfrutar en casa de platos únicos y diferentes. Y es que contiene unos ingredientes que mezclados tienen un resultado delicioso y con un sabor muy especial

Galette de cebolla caramelizada y brie Galette de cebolla caramelizada y brie

Galette de cebolla caramelizada y brie

Esta receta reúne los ingredientes necesarios para crear un plato lleno de sabor. El queso y la cebolla caramelizada son dos productos que se complementan a la perfección y que van a hacer de este plato, algo único y delicioso. Esta es una receta muy apta para realizar durante estos días de cuarentena, ya que nos permitirá entretenernos y también disfrutar en casa de una receta muy rica.

Ingredientes:

Masa:

  • 255 g de harina (en mi caso, espelta integral)
  • 150 g de mantequilla fría
  • 3 g de sal
  • 1 huevo
  • Agua (si es necesario)

Relleno: 

  • Cebolla caramelizada
  • Queso brie
  • Nata fresca

Preparación de la masa: 

Para preparar la masa, podéis utilizar la harina que prefiráis o incluso una mezcla de dos tipos de harina. En este caso, se ha realizado una harina 100% integral. 

  1. Vertemos la harina en un bol amplio junto con la sal y la mantequilla (que tiene que estar fría) troceada. Mezclamos con las manos para obtener una textura arenosa en la mezcla.
  2. Añadimos el huevo y volvemos a mezclar para que éste se funda con la masa que hemos mezclado anteriormente. 
  3. Dependiendo del tipo de harina que utilicéis, tendréis que rectificar con agua, añadiendo un poco y amasando ligeramente hasta obtener una masa compacta, que no se deshaga. Debemos tener en cuenta que luego hay que que estirarla y no debe agrietarse. Si es necesario, repetid el proceso de verter un pelín de agua hasta tener una masa homogénea y firme.
  4. Envolvemos la masa en film y dejamos enfriar en la nevera unos 30 minutos para que coja firmeza.

¿Cómo preparamos la cebolla caramelizada?

Si os animáis a cocinar vosotros mismos la cebolla caramelizada, podéis empezar con su elaboración antes de hacer la masa, para ir aprovechando el tiempo. Hacerla no tiene ninguna dificultad, aunque sí que nos llevará un buen rato prepararla.

  1. Troceamos la cebolla en juliana y la ponemos en una sartén a fuego lento. Echamos una pizca de sal para que empiece a soltar agua y dejamos que se vaya pochando muy lentamente, tapando la sartén con una tapa.
  2. Removemos de vez en cuando y, poco a poco, la cebolla soltará sus propios azúcares y se irá caramelizando. Dependiendo de la cantidad, el proceso puede llevarnos de 45 minutos a una hora. En la receta del bocadillo de ternera y cebolla caramelizada, tenéis este proceso algo más detallado.

Preparación de la galette: 

  1. Estiramos la masa que preparamos anteriormente ayudándonos con un rodillo hasta formar un círculo de unos 30 cm de diámetro. Una vez que tenemos la masa estirada, untamos sobre ella nata fresca (o también podéis utilizar queso crema), dejando un par de dedos sin untar hasta el borde. Sobre esta capa, vertemos la cebolla que hemos caramelizado anteriormente. 
  2. Sobre la cebolla caramelizada, colocamos el queso brie troceado. Pondremos más o menos cantidad en función de nuestro gusto.
  3. Seguidamente, doblamos los bordes sobrantes de la masa y la colocamos en el horno a una temperatura de 200º durante unos 25-30 minutos. 
  4. Una vez que esté lista, la sacamos del horno y espolvoreamos un poco de romero por encima para darle un toque extra de sabor. 

Si quieres ver las imágenes del proceso, pincha aquí para ver la entrada completa en el blog de Guillermo Osorio ‘No me comes nada’. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios