EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Cómics

Todos los caminos llevan a Roma...

  • 'Alix' (1948), de Jacques Martin, es una serie de cómics francobelgas que narra las aventuras de un joven galorromano, en los tiempos de Julio César, al final de la República de Roma

El joven Alix. El joven Alix.

El joven Alix.

Dicen que todos los caminos llevan a Roma, pero en el caso del historietista Jaques Martin, todos los caminos llevan a Alix. Jacques Martin (Estrasburgo, 1921-Orbe, 2010) es de los mejores representantes de la escuela de cómic francobelga de la línea clara, que ha dado obras como Astérix, Lucky Luke, Tintín y Spirou. Su padre, aviador, muere cuando él tiene 11 años, y comienzan tiempos de penuria que desembocan en la 2ª Guerra Mundial. Tras varios viajes a Bélgica y una estancia en Baviera, Martin vuelve a París, e intenta abrirse camino como escenógrafo. Sin embargo, su futuro está en Bélgica, donde Raymond Leblanc lanza en 1945 el semanario Le Journal de Tintin, en cuyas páginas Jacques publica entre 1948 y 1987 dieciocho historias de Alix. En el semanario publica también la serie Lefranc, protagonizada por un periodista. Desde 1978, crea el guion de varias series: Jhen y Keos, dibujadas por Jean Pleyers; Arno, con André Juillard, y Orion con Christophe Simon.

Alix es un galorromano que vive el ascenso de Julio César y el fin de la República de Roma. Salvo algunas licencias, la serie se caracteriza por el rigor, a medio camino entre la novela juvenil de aventuras y la narrativa histórica.

En el primer álbum, Alix el intrépido (1948), los dibujos de Jacques Martin recuerdan a los de Edgar P. Jacobs. Aunque el lenguaje gráfico de Martin es rudimentario, se perciben su talento para la composición de las viñetas y su cuidado por el detalle. Los rasgos del protagonista evolucionan a lo largo del álbum.

El segundo álbum, La esfinge de oro (1949), empieza con el sitio a Vercingetórix por parte de Julio César, pero un giro argumental nos lleva a un relato de espionaje que se mueve con soltura entre egipcios y fenicios, e introduce un personaje fundamental en la serie, Enak, que se convertirá en compañero inseparable de Alix.

El tercer álbum, La isla maldita (1951), transcurre en Cartago, ciudad ocupada por Roma. Enak vuelve a ser coprotagonista y Alix se enfrenta a unos desconocidos descendientes de los egipcios y al griego Arbacés, que hemos conocido en la primera historia. Aquí aparece a las órdenes de Sardón y usa tecnología avanzada para la época.

La influencia de Edgar P. Jacobs evoca a Blake y Mortimer, por el trazo, la actitud de los personajes, recursos narrativos y efectos teatrales, como se ve en los álbumes del primer integral. Después, Martin emula la línea clara de Hergé. Aunque, tras otros tres álbumes, la influencia se va notando menos, no desaparece, sino que se integra en el estilo de Martin. Paralelamente a su carrera en solitario, Jacques forma parte del estudio del autor de Tintín entre 1953 y 1972, participando en guion y fondos de los álbumes El asunto Tornasol, Stock de coque, Tintín en el Tíbet, Las joyas de la Castafiore y Vuelo 747 para Sidney. Por eso, el realismo se contagia a las aventuras de Tintín, donde convergen las dos tendencias.

Han aparecido una treintena de álbumes de la serie, aunque solamente los diecinueve primeros corresponden íntegramente a su creador, ya que desde 1998, debido a problemas de visión, se encargó del guion de las cinco aventuras siguientes, pero contando con dibujantes como Rafael Morales, Roger Leloup, Michael Demarets y Jo-El Azara. En las cuatro siguientes, cuenta con la colaboración de François Maingoval y Patrick Weber para el guion. En 2010, muere de edema pulmonar con 88 años, pero aún se publicarían media docena de álbumes por otros autores.

En 1996, comenzó la serie de álbumes Los viajes de Alix, que revisitan la geografía y la historia de la antigüedad, con artistas de estilo similar al de Jacques Martin. En 1999, se estrenó una teleserie de dibujos animados de 26 episodios. En 2012, el primer volumen de Alix Senator, escrito por Valérie Mangin y dibujado por Thierry Démarez, tiene lugar cuando Augusto es nombrado emperador, más de veinte años después de Las aventuras de Alix. Desde 2019, el cómic Alix Orígenes narra la infancia del personaje. Si esto no da una idea de la importancia de la serie, añadir que existe todo tipo de merchandising, audiolibros y cómics monográficos en los que Alix cede el protagonismo a Alejandro Magno, Cleopatra y Nerón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios