Cómete Cordoba

Camino de un lustro para un clásico de La Fuensanta

  • Bar K'Mochuelo. Dirección: Calle Nuestra Señora de Belén, local 1.Teléfono: 615 34 81 01.

Hace unos años, cuando la crisis económica causó grandes estragos en España, la hostelería fue una de las vías de escape laboral que encontraron muchas personas. En el caso de Francisco José Reyes, esa reconversión le llegó tras una amplia vida laboral en el sector de la construcción. "Hace más de cuatro años que decidí abrir el bar y, si te soy sincero, ya no me veo volviendo atrás. En su momento me embarqué en esto porque el trabajo como albañil flaqueaba pero ahora ya no me veo haciendo otra cosa", cuenta este cordobés, que va camino de un lustro al frente del Bar K'Mochuelo, un establecimiento que define como "un bar tradicional de barrio" y que, confiesa también, le costó poner en marcha porque "la hostelería es dura, pero como todo es cuestión de acostumbrarse y además para mí tiene la ventaja de ser mi propio jefe y no tener que estar dependiendo de nadie".

Sin grandes pretensiones, el Bar K'Mochuelo se ha convertido en un clásico para los vecinos de La Fuensanta, con una receta muy simple pero complicada de conseguir: cuidar a la clientela y hacerles sentir como en casa. "Los clientes son el 90% gente del barrio, conocidos, porque yo también vivo aquí al lado del bar, y aunque siempre viene gente nueva que esté de paso, la mayoría es gente que tienen la costumbre de venir desde hace bastante tiempo", cuenta Francisco José.

Su cómoda terraza en las noches de verano es un gran atractivo de este establecimiento

El Bar K'Mochuelo abre sus puertas a partir de las 12:00 y, a diferencia de otros establecimientos que se especializan en servir desayunos, Francisco José ha enfocado más su negocio en la franja del mediodía y la tarde-noche. Tanto al mediodía como por la noche, en este bar se pueden disfrutar de sus pizzas, hamburguesas y bocadillos, que conforman una carta "sencilla", como cuenta el propio Francisco José, que se adapta bien a la demanda de su clientela. En esa sencillez está parte de la esencia de un bar que cuenta además con una cómoda terraza, especialmente concurrida en las noches de verano, cuando el sopor de las altas temperaturas ofrece una tregua a los vecinos de La Fuensanta. "El local que tengo es pequeño dentro y por eso hemos orientado el bar hacia la terraza y las barras exteriores que tengo montadas, para aprovechar que es una zona en la que si por la noche en verano hace un poquito de aire, es muy agradable estar, y siempre que haga buen tiempo es aprovechable".

En su trayectoria de casi cinco años, el Bar K'Mochuelo se ha ganado un lugar en el siempre complicado mundo de la hostelería y lo ha hecho con el sello de los tradicionales negocios de hostelería que se pueden encontrar en los barrios, que perviven durante años y que terminan por ganarse la confianza, y en muchos casos incluso la amistad, de clientes que valoran la cercanía y la sencillez de vecinos como Francisco José Reyes, que con su trabajo le hacen la vida más agradable.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios