Estrenos 'El Rey León': ¿es posible la magia?

  • Disney estrena este jueves la nueva versión del filme de 1994. ¿Conseguirá el despliegue técnico revivir la emoción?

El nuevo 'Rey León' reinterpreta escenas memorables de su predecesora. El nuevo 'Rey León' reinterpreta escenas memorables de su predecesora.

El nuevo 'Rey León' reinterpreta escenas memorables de su predecesora. / The Walt Disney Company

Semanas después de presentar la nueva versión de Aladdin, y mientras empiezan a conocerse los nombres que conformarán el reparto de La Sirenita, Disney estrena este jueves una relectura de El Rey León en la que el pequeño Simba atraviesa de nuevo el ciclo de la vida. Jon Fauvreau, que ya realizó una jugada similar con su anterior El libro de la selva, revive a través de las últimas tecnologías un material que no es sólo uno de los largometrajes más queridos en la historia de Disney, también una de las producciones teatrales más exitosas del mundo. ¿Logrará el despliegue visual conmover como los proyectos que le precedieron?

El propio director es consciente del reto, no precisamente pequeño, al que se enfrenta: "Nos dirigimos a un público que ha crecido con la película y el musical, que tiene una conexión emocional con ellos. Es una pasión que abarca incluso varias generaciones. Así que no sólo estás recordando El Rey León, sino que estás recordando El Rey León cuando tenías 7 años, o cuando fuiste a verlo con tu hijo. Las personas tienen un auténtico arsenal de recuerdos relacionados con esta película; en cierto sentido sienten que les pertenece".

Para contar esta historia en la que resuenan los ecos de Hamlet y se abordan temas como la traición, la pérdida o el destino, Favreau y su equipo recurren a un complejo proceso entre la animación y la acción real, una técnica fotorrealista que definen como "una nueva forma de hacer una película. Es como la magia. Estamos reinventando el medio", defiende el realizador. Pero Favreau, que también es actor –y a veces compagina las dos facetas, como en la saga Iron Man–, no quería que la perfección formal anulara "la emoción humana".

El pequeño Simba. El pequeño Simba.

El pequeño Simba. / The Walt Disney Company

Según explican desde Disney, para evitar la frialdad de un reparto que prestara sus voces desde un atril se creó un escenario circular en el que los intérpretes podían moverse, improvisar y dejarse llevar. Las sesiones fueron grabadas por varias cámaras para que los animadores se inspiraran en pequeños detalles, como cuando los actores "se detenían y miraban y los veías pensar", o en las relaciones que surgían entre ellos en esas jornadas de trabajo, expone el supervisor de efectos visuales Rob Legato. "Teníamos que hacer la traducción, preguntarnos: ¿Qué hace un león para hacer lo mismo? Ha sido mucho más enriquecedor que si los intérpretes se limitaran a poner su voz".

Dentro del reparto que encabezan –en la versión original– Donald Glover (Simba) y Beyoncé Knowles (Nala), James Earl Jones repite un cuarto de siglo después como Mufasa, ese padre que deja un legado moral a su cachorro, mientras que Chiwetel Ejiofor reemplaza a Jeremy Irons como el villano de la función, Scar. El actor de 12 años de esclavitud reconoce haberse divertido encarnando a un personaje que "sólo quiere poder, lo quiere todo, y hará cualquier cosa por conseguirlo. Superará todos los límites para obtener lo que desea".

Si bien volverán a sonar temas emblemáticos de El Rey León como Hakuna matata, Circle of Live o I Can’t Wait to Be a King, este remake incorpora una nueva composición de Elton John y Tim Rice, Never Too Late. Una canción que viene a decir que "nunca es demasiado tarde para cambiar", algo que experimenta Simba y de lo que sabe bien Elton John. "Es algo que me ha pasado a lo largo de mi vida. Llega un momento en que tienes una revelación y te dices: ¿Qué estoy haciendo?", confiesa la estrella durante la promoción de este nuevo Rey León. Antes, otra película, Rocketman, ya había dado testimonio de sus crisis existenciales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios